Dudas sobre las medidas anunciadas por el BCRA

Las medidas anunciadas por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central dividieron las opiniones entre los especialistas del mercado.

Mientras que para algunos operadores el megaplan del Gobierno fue “un paso necesario” para terminar con las Lebac, otros hicieron una lectura más prudente y señalaron que todavía es “muy pronto” para conocer cuál será el impacto real de esta “batería” de medidas impulsadas por el BCRA para intentar contener la presión devaluatoria sobre el peso.

Por su parte, Gabriel Caamaño, economista de Ledesma destacó que “no está mal que el BCRA anuncie renovar menos Lebac de las que vencen, porque es algo que ya venía sucediendo en las últimas licitaciones. Así, el BCRA se anticipa a lo que iba a ocurrir y lo hace jugar a su favor para no terminar corriendo atrás de los acontecimientos. No es que así se vayan a solucionar los problemas, porque solo se desactivan recuperando la confianza. Lo único que le queda al Gobierno es renegociar el cronograma de desembolsos con el FMI, para que quede claro que no es necesario volver a los mercados internacionales en el corto plazo”.

En coincidencia, Camilo Tiscornia, de C&T Asesores Económicos, opinó que el problema es de “confianza”: “Si los ahorristas le creen al BCRA, no habría un problema de vencimientos porque todos renovarían. El Gobierno debe lograr achicar la deuda de corto plazo, cancelando las Lebac, sin que se dispare el dólar. Por eso vende LETE. Creo que los anuncios van en la dirección correcta, pero hay que ver cómo reacciona el mercado”.

Para Eric Ritondale, economista jefe de Econviews, “el anuncio en gran medida era esperable. No llama la atención porque la mayoría de los puntos estaban dentro del programa con el Fondo”, afirmó.

Gastón Vai, director de MT Capital, por su parte dijo a Bank Magazine, “estas medidas son paliativas sin trabajar sobre el déficit fiscal, habiendo dicho todo esto, Argentina también está siendo golpeada en exceso que no ayuda y atentan contra la estabilidad económica.”

El debilitamiento del mercado de bonos y acciones sumado a una nueva disparada del dólar, que se aproximó a los 31 pesos en la City porteña, dejaron en evidencia una mala combninación entre factores externos y escasa convicción de los agentes financieros sobre el rumbo certero de las políticas oficiales.

(Con información de La Nación) Imagen La Nación