Locales comerciales con descuentos de hasta el 50%

Si bien la demanda de locales comerciales en los principales corredores de la ciudad se mantiene estable y, pese a la caída del consumo, la vacancia permanece en niveles relativamente bajos.

Las marcas mantienen las superficies más grandes. Por el otro, cuando un local pequeño se desocupa, rápidamente, llega un nuevo negocio a tomar su lugar.

Aunque se trata de una situación favorable esconde, renegociaciones de contratos de alquiler con quitas en dólares que llegan hasta el 50%, según indicaron distintas fuentes. Los propietarios prefieren resignar renta antes de rescindir el vínculo con el locatario y arriesgarse a mantener su local vacío por más tiempo de lo habitual.

“Los principales corredores inmobiliarios siguen traccionando el mercado. Para las cadenas de retail, tener presencia en esas zonas es importante y sus competidores quieren estar cerca. A pesar de esto, muchos propietarios tuvieron que revisar los contratos y convertirlos a pesos, lejos de los valores que hubieran deseado“, explicó Jorge Gayoso.

Agregó : las bajas en dólares de los precios de alquiler fueron sustanciales, lo que permitió mantener una ocupación elevada. Además, indicó que el mercado muestra un alto nivel de absorción para locales locales comerciales.

Las unidades de gran superficie que permanecían vacías poco a poco fueron encontrando inquilinos. Con la llegada de las tiendas departamentales Renner, por ejemplo, se ocupó el predio donde históricamente funcionó la Galería Da Vinci, en la avenida Santa Fe y un local de varios niveles sobre Florida, donde hasta principios de año funcionaba Falabella.

“El mercado está en una situación rara. Muchos de los contratos en dólares fijaban un tope a la cotización, por lo que se están pagando en pesos, con distintos valores. Hoy, ya no se hacen contratos nuevos en dólares. El propietario prefiere eso antes que tener lucro cesante“, agregó Gayoso.

Las zonas con mucho movimiento de gente o que son centros de transbordo son, en esta situación, las privilegiadas dentro del mercado de locales comerciales. Pero se está lejos de lo que pasaba hace seis o siete años, cuando había lista de espera para ocuparlos.

En la zona de Santa Fe y Puerredón el metro cuadrado de alquiler de un local comercial ronda los u$s 44. Unas cuadras más lejos, al llegar a Callao, baja a u$s 40

A veces, se lee que subió la vacancia pero no en las grandes esquinas. Allí, muchas marcas necesitan estar porque utilizan la ubicación como posicionamiento y estrategia de marketing, incluso, aunque las ventas no acompañen”, aseguró Lucas Desalvo, gerente de Market Research de Cushman & Wakefield Argentinabroker especializado en inmuebles comerciales.

Como contraparte, las ubicaciones secundarias como las transversales o las paralelas a las principales avenidas se ven mucho más afectadas. Son mercados totalmente distintos, explican, que históricamente se manejaron con contratos en pesos y con comercios más chicos, que tienen menos espalda financiera para pasar la crisis.

“Ahí los valores de alquileres en pesos se mantuvieron, lo que, en la práctica, supone una caída. Por ahora, los precios de venta de las propiedades no disminuyeron. Pero habrá que ver qué pasa si la situación actual se mantiene”, señaló Gustavo González, supervisor de tasaciones de la consultora Serinco.

En cuanto a precios, las principales ubicaciones presentan una disparidad muy grande. Con tan solo 20 metros de distancia sobre una misma avenida, se manejan valores que pueden ir de u$s 20 a u$s 40 de alquiler mensual por metro cuadrado. Los brokers señalan que lo lógico sería que el mercado tendiera a homogeneizarse. Lo que resta saber es si la igualación será al alza o a la baja.

“Hay un local en la esquina de Callao y Corrientes por el que pedían u$s 25.000, totalmente fuera de rango. Ese precio deja a muchas empresas fuera de toda posibilidad”; dijo Gayoso, de L.J. Ramos

Además, destacaron que hay que estar atentos a algunos polos comerciales que están surgiendo y que, con un repunte del consumo, podrían ser un boomLa avenida Caseros en Parque Patricios, que hoy tiene ocupación plena, Francisco Beiró en Devoto y Elcano a la altura de Cramer, son algunos de los próximos lugares a tener en cuenta.

“En la zona de Núñez se ha ido desarrollado en este último tiempo, un polo gastronómico sobre 11 de Septiembre, entre Besares e Iberá, y en San Isidro Labrador, entre Deheza y Cabildo. Y ya no son solo restaurantes, sino que las marcas empezaron a llegar. Habrá que ver cómo se desarrolla la zona”, concluyó Christian Giménez, responsable de la División Locales de Adrián Mercado.

Fuente: El Cronista