El dólar volvió a marcar un nuevo récord

FUERA DE CONTROL. La disparada de la divisa en la jornada de ayer, que volvió a marcar un nuevo récord y cerró a $28,43, significó la salida del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Sin intervención del Banco Central en el mercado de cambios, el dólar se disparó este jueves un 6,4% ($ 1,7) al nuevo récord histórico.

La disparada de esta rueda fue apenas menor que la del 14 de mayo, día previo a la megalicitación de Lebac, cuando el billete avanzó un 7,3%. Mientras que, en lo que va del año, acumula un avance del 50%.

Fue en sintonía con el segmento donde operan bancos y agentes de comercio exterior, donde la divisa trepó $ 1,69 (6,5%) a $ 27,70, con un volumen negociado que cayó un 26% a u$s 366 millones.

La disparada de la divisa también sucede en el contexto del reciente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por el crédito Stand By, uno de los motivos por los que corrió la idea de que quizás la estrategia sea alcanzar un escenario en el que se vendan los dólares del Fondo Monetario al mejor valor posible.

El avance registrado en el mercado local también estuvo en sintonía con la abrupta suba del dólar en los mercados internacionales, que afectó a países emergentes que devaluaron sus monedas como México (+0,7%), Brasil (+1,5%) y Chile (+0,5%). El índice dólar contra otras monedas extranjeras, en este sentido, llegó a 94,7% influido por la suba de las tasas de interés de la FED de 0,25%.

A su vez, la suba se produjo como antesala de la abultada licitación de Lebac del próximo martes y a la espera de la decisión que tomará el gestor de índices MSCI de incorporar al país a su referente de mercados emergentes el 20.

“O todo esto es producto de un alto nivel de improvisación, lo que implica que no vamos a ser emergentes y pueden venirse meses recesivos, o la idea detrás de esto es licuar activos argentinos para que cuando efectivamente seamos emergentes, vengan fondos de afuera a comprar barato”, analizó Gastón Vai de MT Capital.