Ley de Bases: el Gobierno abre un canal de negociación con la oposición para salvar el paquete de reformas con cambios

Ley de Bases: el Gobierno abre un canal de negociación con la oposición para salvar el paquete de reformas con cambios

El debate formal de la Ley de Bases y el pacto fiscal se reinició este lunes en el Senado donde, a pesar de la convocatoria de decenas de nuevos expositores y de la resistencia dura del PJ kirchnerista y el sindicalismo cegetista, el oficialismo busca emitir un dictamen esta semana. El Gobierno abrió finalmente un canal de negociación con los bloques de la oposición dialoguista, como reclamaban esas mismas fuerzas desde la semana pasada, para intentar llegar a un acuerdo sobre las modificaciones que se aplicarán al texto que llegó desde la Cámara de Diputados, a donde los proyectos regresaran invariablemente si reciben, como se prevé, cambios en la Cámara Alta.

«No hay gestión de la ley por parte del oficialismo que escucha y no actúa en consecuencia para que el Gobierno tenga su ley. No creo que esta semana tengan dictamen», había pronosticado solo unos días atrás el senador y presidente de la UCR en Buenos Aires, Maximiliano Abad. El planteo era compartido no solo por el radicalismo legislativo -que está dispuesto a acompañar el paquete de reformas en general como lo hizo en Diputados-, sino también en el peronismo federal no kirchnerista y bloques que responden a fuerzas provinciales.

En las últimas horas, mientras jefes del sindicalismo, como el propio triunviro de la CGT Héctor Daer, cuestionaban las iniciativas -que incluyen una reforma laboral y una reversión del impuesto a las Ganancias- en una nueva reunión del plenario de comisiones del Senado, el Ejecutivo nacional comenzó las gestiones de negociación con la oposición dialoguista.

De hecho, el ministro del Interior, Guillermo Francos, que mantiene diálogo fluido con los mandatarios provinciales, ya se había reunido con Martín Lousteau -senador y presidente de la UCR a nivel nacional-, y el segundo de la jefatura de Gabinete, José Rolandi, se encontró con autoridades del bloque radical en la Cámara Alta. También pautó encuentros con referentes de los demás bloques dialoguistas y del PRO para empezar a consensuar las modificaciones que podrían hacerse a los proyectos.

Tanto desde el radicalismo, como del peronismo federal y senadores que responden a gobernadores de fuerzas provinciales -incluso en el sector más moderado del PRO- surgieron en las últimas semanas cuestionamientos a puntos clave de los paquetes de reformas como el Régimen de Incentivo de Grandes Inversiones (RIGI), el nuevo blanqueo de capitales propuesto por el oficialismo, la eliminación de la moratoria provisional y la restitución el Impuesto a las Ganancias que establece el paquete fiscal.

En medio de las negociaciones de las reformas, se vienen horas intensas para el Senado y para el Gobierno nacional: el miércoles, Nicolás Posse, el jefe de Gabinete nacional, dará el primer informe de gestión del gobierno de Javier Milei. El funcionario -obligado por la Constitución a exponer ante el Congreso- no ha dado hasta ahora conferencias de prensa, ni ha encabezado anuncios políticos, y deberá responder las preguntas de los senadores nacionales de todas las fuerzas.