Ledesma, ICBC: “El 2019 va a ser de transición y normalización, algunas decisiones se retrasarán”

Por Mariano Jaimovich
 
“Está claro que la industria financiera está en el camino de la reconversión hacia lo digital”, asegura Alejandro Ledesma, gerente general de ICBC Argentina, en una entrevista a Bank Magazine.

A la vez, el máximo responsable de
l Banco Industrial y Comercial de China, que es el banco más grande de su país de origen y la mayor entidad financiera del mundo si se toma su capitalización de mercado, pronostica que este año va a ser de transición y de normalización para la economía, por lo que prevé que “algunas decisiones se retrasarán”.
 
-¿Qué perspectivas tiene su banco para este año para su negocio?
-En 2019 seguimos implementando el plan estratégico a largo plazo, continuando con las inversiones previstas, a pesar de la alta volatilidad en todas las variables económicas desde 2018, hecho que produjo una necesidad de adaptación al contexto cambiante.
 
-En base a este contexto complejo, ¿qué objetivos se propusieron a cumplir?
-Nuestro principal objetivo es no distraernos y continuar invirtiendo y trabajando para ser un banco cada vez más digital. Estamos dando un gran paso hacia el futuro digital, a través de la innovación en tecnología open banking y conectividad vía APIS en nuestros productos y servicios para todos los segmentos. 

Además invertimos en el desarrollo de medios de pago digitales, así como de plataformas ágiles y eficientes facilitando los negocios de nuestros clientes, simplificando sus operaciones y brindándoles más y mejores opciones a la hora de operar en los todos los mercados.
 
-¿Qué novedades se destacarán en el año?
-Seguimos con el plan sostenido de apertura de sucursales para llegar a más clientes en todo el país, con novedades en el formato: en abril estaremos inaugurando una “Smartbranch” en Puerto Madero, con un modelo de atención orientado a lo digital, con tecnología de punta y centrado en la experiencia, sin descuidar la atención personalizada.
 
-El mercado bancario es cada vez más competitivo, ¿en qué aspectos están haciendo foco para diferenciarse del resto del sector?
-Está claro que la industria financiera está en el camino de la reconversión hacia lo digital. Ese camino de transformación lo empezamos a transitar hace ya algunos años, enfocándonos en la experiencia del cliente como diferenciador, y con gran apoyo de nuestra casa matriz. El cliente se transformó en parte del proceso creativo de la oferta, involucrándose y participando activamente en la cadena de diseño, creación y testeo de los productos y funcionalidades de nuestros canales digitales.
 
Podemos decir que el comercio exterior es nuestro factor diferenciador y uno de los ejes centrales, que está dado por la conectividad con China, desde el conocimiento del mercado. Así lo demuestran las misiones comerciales que hemos hecho con empresas argentinas, que han encontrado interés en su oferta en el mercado asiático, como también el apoyo de la Fundación ICBC que trabaja hace más de 40 años en este campo, tanto apoyando a las empresas como desde la educación.
 
Por otro lado, seguiremos ofreciendo un servicio diferencial en productos y beneficios para cuentas sueldo, y haciendo foco en el servicio a las pymes, sector económico que es motor del país.
 
-Como mencionaba al inicio, la economía se encuentra con sus variables volátiles, ¿qué análisis realiza del momento actual del país y cómo se están adaptando?
-El 2018 fue un año difícil para la economía argentina. El año empezó con buenas perspectivas de crecimiento, dado un 2017 que había cerrado con datos positivos en términos de crédito. Esperábamos un crecimiento de activos bastante importante y el desafío que veíamos era capturar fondeo para colocar en activos y crecer en préstamos y depósitos.
 
Luego de un primer trimestre razonable, con buena dinámica, las variables de la macro dieron un giro importante y tuvimos que rever lo que esperábamos, corregir los pronósticos y adecuarnos a otra realidad de mercado.
 
Y el 2019 va a ser un año de transición y de normalización de la economía argentina. Las elecciones presidenciales, en un escenario previo de incertidumbre, provocará seguramente que algunas decisiones se retrasen, a la expectativa de conocer qué modelo económico será el que impere luego de octubre.
 
-¿Qué resultados esperan entonces?
Si bien no se espera una recuperación significativa del nivel de actividad económica, para ICBC proyectamos un crecimiento que supere los niveles de inflación. En términos de dólares, nuestros resultados proyectados serán positivos. Nosotros seguimos invirtiendo pensando en el largo plazo: en transformación digital, sucursales, en hacer cada vez más fácil para el cliente operar con el banco.-