Las tarifas congeladas y el riesgo país condicionan la explotación de Vaca Muerta

Las tarifas congeladas y el riesgo país condicionan la explotación de Vaca Muerta

El economista Ricardo Arriazu, advirtió hoy que con las tarifas de los combustibles “congeladas” y la tasa de Riesgo País por sobre los 2000 puntos, “la explotación de Vaca Muerta se hará inviable en tres o cuatro meses”.

Sin embargo, el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez, relativizó el impacto y aseguró que “así como salimos del congelamiento de precios, cuánto antes salgamos de este reperfilamiento de la deuda, más rápido podremos seguir invirtiendo”.

Arriazu y Gutiérrez formularon estas declaraciones en la segunda jornada de la 40ma Reunión Anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) que culmina hoy en Bariloche.

Advirtió que la explotación de petróleo y gas no convencional, como es el de Vaca Muerta “no es igual que al tradicional” de otras cuencas, donde las compañías pueden seguir explotando el yacimiento, sin mayores necesidades de explorar otras regiones, a la espera que mejores las condiciones macroeconómicas.

Arriazu destacó que el sector tuvo dos grandes malas noticias, “la pesificación de las tarifas, el congelamiento de precios, y el reperfilamiento de la deuda, o como se llame, que generará una postergación en la posibilidades de crédito hasta que se resuelva esa cuestión”.

Gutiérrez destacó que la deuda está a nivel de lo que estaba en el 2015, pero “en el 2017 y 2018 comenzamos a hacer caja y a pagarla. Teníamos 1.500 millones de dólares de caja a comienzos de año”.

El lunes vence un bono que tal vez no podamos pagar, y lo que es muy posible es que paguemos con la caja, ese bono”, dijo Gutiérrez.

“De la misma manera que queremos salir del congelamiento de precios lo más rápido posible también es necesario salir del reperfilamiento de deuda porque para la industria es muy importante poder contar con el financiamiento necesario para sus inversiones”, agregó el presidente de la petrolera estatal.

Por su parte, Arriazú destacó que Argentina tiene un gran potencial de explotación energética, pero no lo alcanza “porque acá no queremos pagar lo que cuesta la producción, queremos hacer un monopolio nacional, y subsidiamos cualquier tipo de consumo”.

La explotación de Vaca Muerta “nos puede salvar (a los argentinos) o hacer que colapsemos de una vez”, dijo el economista, y explicó que con su desarrollo, el país “puede autoabastecerse de combustible, generar exportaciones, equilibrar la cuenta de dólares, bajar la tasa de Riesgo País, y entrar así en un círculo virtuoso”.

“Este es el circulo virtuoso, pero si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora, seguiremos con un país que con suerte su economía crece 2,2%”, aseguró.

Pero destacó que la exportación va a requerir de diversos pasos “porque a los países vecinos se podrá hacer a través de ductos, pero para India u otros países, se tendrá que hacer a través de barcos” que transporten el petróleo o el gas licuado.

Por su parte Gutiérrez apuntó a que a partir de la pesificación de tarifas “los precios están muy bajos” y aseguró que hay que pensar cómo ajustar las tarifas para usos residenciales y pymes “ya sea por salario, o por el índice que sea”, y pueda dar un rendimiento adecuado al sector.

Télam