Las Pymes piden mayor acceso a financiamiento

Las Pymes piden mayor acceso a financiamiento

Cuatro de cada diez pymes no lograron obtener la totalidad de créditos que necesitaron para afrontar la reactivación 

Fábricas pobres por efecto de la inflación de costos
Precios, faltantes de insumos y bajo financiamiento achicaron las ganancias de las empresas. Encima, hay faltante de créditos para la producción.

Las fábricas nacionales que se encuentran con actividad en casi plenitud viven una crisis inédita de bolsillos flacos, a pesar de tener gran parte de sus máquinas funcionando. Los metalúrgicos, por caso, mostraron un crecimiento en la producción, pero un derrumbe en la rentabilidad de las empresas que las obligó a salir con fuerte necesidad de financiamiento. Allí se encontraron con otro obstáculo: 4 de cada 10 pymes no lograron obtener la totalidad de créditos que necesitaron para afrontar la reactivación.

La recuperación de la actividad preveía problemas. Las dificultades de las empresas para acceder al MULC para importar insumos, se complementaron con el encarecimiento y hasta el desabastecimiento de bienes de producción locales. Las empresas sufrieron fuertes aumentos en los costos, pero debieron limitar el traslado a los precios finales por el congelamiento por programas oficiales o por imposibilidad de sostener el consumo.

Un informe de Adimra, la cámara que reúne a las empresas metalúrgicas asociadas a la UIA, demostró que la cadena productiva del sector incluye la caída de la rentabilidad, la falta de financiamiento y el aumento de los costos, un combo que dejó como resultado una actividad en alza, pero con complicaciones para sostener con vigor a las empresas.

Una economía reprimida

“Hay una producción que viene mejorando de manera heterogénea entre sectores, pero con una economía tan reprimida que en términos de traslado de precios es relativamente baja. Crecés en volumen, pero no en términos de márgenes”, analizó el director del Departamento Estudios Económicos de Adimra, Tomás Canosa.

Esta situación, que se repite en otros rubros de la producción manufacturera, provocó el enojo de varios dueños y duelas de fábricas: “Así es imposible generar empleo”, graficó un industrial, que decidió el anonimato para evitar sumarse a la tensión que se disparó entre empresarios y el Gobierno por el impuesto a las grandes fortunas. Sucede que el sector privado se encuentra en una encrucijada: ante el aumento de la producción, necesita mayor mano de obra para cumplir con los pedidos, pero al mismo tiempo las restricciones para reducir personal ante una recaída y la falta de fondos desactiva las ansias de crecer.

El informe de Adimra señala que la producción creció en términos interanuales, pero aún así el 58% de las empresas metalúrgicas no logró recuperar los niveles de rentabilidad que tenían hace un año. En ese contexto, el 47% de las firmas presentaron una mayor necesidad de crédito.

Los conflictos para acceder a los insumos es pico de las demandas. “Hay dificultades para acceder a insumos en todas las partes del país, no solamente en el interior sino que es transversal”, confirmó Canosa.

Fuente: BAE