Adios a las Lebacs con tasas del 50%. Operaron 17 años

El Banco Central llevó adelante este martes 19, la última licitación en la historia de  las Lebac. La entidad ed conduce Guido Sangleris, termina así de desactivar una “bomba de Letras”, que llegó a productir megavencimientos inquietantes, superiores a los $ 500.000 millones.

Creadas en 2002 como títulos de deuda de corto plazo, trataron de frenar la corrida cambiaria desatada tras la pérdida de la convertibilidad. Entonces el Estado estaba en cesación de pagos de su deuda y el país no encontraba una fuente de créditos internacionales, por lo que las tasas de las Lebacs para captar al inversor interno llegaron al 140% anual.

Volviendo al presente, en esta última operación, el BCRA colocó $39.754 millones en nuevas Lebac a vencer en 28 días y tras recibir ofertas de compra por $58.624 millones.

Fue una colocación muy moderada teniendo en cuenta que significó el 25% del total de $160.500 millones que vencía.

Es que la entidad monetaria buscaba para dejar un saldo final para diciembre que no ponga en peligro el cumplimiento de las metas monetarias.

Por las Lebac residuales pagará una tasa del 50% anual (49,9967%), siete puntos inferior a la pactada hace un mes en una subasta similar, pero casi 6 puntos superior al nivel al que estos papeles se estaban operando en el mercado secundario.

El adios a las Lebacs. En diciembre, tras el vencimiento programado de los $69.818 millones de Lebac restantes, no habrá una nueva licitación.

Foto Clarín