Las Bolsas intentan recuperar algo del terreno cedido

En unas pocas sesiones los índices de los principales mercados de valores europeos han cedido todo lo que habían avanzado en el mes de julio, lastrados por el temor de los inversores a que los rebrotes del coronavirus, que se están produciendo por toda la región, pueden terminar forzando a las autoridades a dar marcha atrás en su proceso de desescalada, con el consiguiente impacto negativo en la economía de la región.

En ese sentido, el impacto económico de las medidas de confinamiento obligatorio de la población y paralización de la actividad considerada como no esencial para intentar luchar contra la propagación del virus se pudo comprobar AYER con la publicación de la primera estimación del PIB alemán del 2T2020, que experimentó descensos récord, tanto en términos intertrimestrales (-10,1%) como en tasa interanual (-11,7%), cifras aún peores de lo esperado por los analistas que, a pesar de reflejar una situación ya superada en gran medida, tuvieron un impacto muy negativo en el comportamiento de las bolsas europeas durante la jornada. HOY conoceremos el impacto de la crisis sanitaria en el PIB del 2T2020 de Francia, Italia, España y del conjunto de la Zona Euro que, por lo visto en Alemania, va a ser alarmante. Así, y tras la publicación de las mencionadas cifras sobre la economía alemana, las bolsas de la región, que ya habían comenzado el día más flojas de lo esperado, se vinieron abajo, con los índices cerrando el día con caídas cercanas al 3%. En un claro movimiento de “huida” hacia lo seguro, los bonos de la región tuvieron AYER un gran comportamiento, lo que impulsó sus rentabilidades aún más a la baja. Es evidente que la presencia del BCE como principal comprador en el mercado de bonos lo distorsiona por completo, al lograr que se desacoplen las cotizaciones de estos activos de los fundamentales de los distintos países, pero esa es la “nueva normalidad” que deben confrontar los inversores.

En Wall Street la sesión fue bastante más positiva, con caídas moderadas de los principales índices, en una jornada que fue de menos a más y que permitió incluso al Nasdaq Composite cerrar al alza gracias al buen comportamiento del sector tecnológico, especialmente de los grandes valores, que parecían anticipar lo que luego, tras el cierre del mercado, se confirmó: que sus resultados trimestrales habían sido muy positivos, mucho mejor de lo esperado por los analistas. Así, tanto Apple, que aprovechó para anunciar un split de sus acciones, como Amazon, superaron por mucho las estimaciones de los analistas, mientras que Facebook y Alphabet lo hacían de forma más moderada. La reacción de los inversores no se hizo esperar, impulsando las acciones de estas compañías en operaciones fuera de hora, lo que se refleja esta madrugada en el buen comportamiento de los futuros de los principales índices bursátiles de este mercado.

No obstante, durante la sesión, los inversores debieron afrontar un par de cifras macroeconómicas muy duras. Así, AYER se dio a conocer la primera estimación del PIB estadounidense del 2T2020, que sufrió un retroceso histórico. Si bien el dato anualizado fue de una caída del 32,9%, algo inferior a lo esperado, cabe señalar que este cálculo presupone que en el resto del ejercicio el PIB tendría un comportamiento similar, algo que no va a ser así. En términos más equiparables a los que se publican en Europa, señalar que el PIB estadounidense bajó alrededor del 9% con relación al 1T2020 y un 9,5% en tasa interanual, porcentajes también récord pero inferiores a los que se van a dar en el conjunto de la Zona Euro. Además, y esto sí que es más preocupante, AYER también se publicaron las peticiones iniciales de subsidios de desempleo semanales, equivalentes al desempleo semanal, que, por segunda semana de forma consecutiva subieron tras haber estado bajando de forma continuada desde mediados de marzo, cuando alcanzaron su nivel más alto. Todo parece indicar que los rebrotes del virus en muchos estados de EEUU están pasando factura al mercado laboral, que ha dejado de recuperarse al ritmo que lo venía haciendo en las últimas semanas. Hasta el momento los desempleados han gozado de importantes ayudas, gracias a los cuatro programas de alivio económico aprobados por el Congreso del país. Actualmente, y como hemos comentado recientemente, republicanos y demócratas están negociando un quinto paquete de ayudas, y parece que persisten las diferencias, algo muy normal si tenemos en cuenta que faltan 100 días para las elecciones presidenciales y legislativas de noviembre. Creemos que al final se aprobarán las ayudas, aunque las negociaciones pueden extenderse unas semanas más, lo que dejaría en una difícil situación a las personas que hasta ahora habían venido recibiendo $ 600 semanales en ayudas, ayudas que dejarán de cobrar a partir de HOY. El impacto en el consumo privado puede ser relevante si no se renuevan las mismas en el corto plazo.

HOY esperamos que las bolsas europeas, tras el duro golpe que recibieron AYER, intenten desde el comienzo de la jornada recuperar algo de lo cedido y abran, por tanto, al alza, con el sector tecnológico liderando los mercados, celebrando de esta forma los excelentes resultados publicados por las grandes compañías estadounidenses del sector, cifras que vienen a confirmar lo que se especulaba: que el confinamiento y la expansión del teletrabajo han acelerado la digitalización de particulares y empresas al menos en dos años, con el consiguiente impacto positivo en las compañías tecnológicas y del sector de las comunicaciones. Seguir apostando por ellas nos parece acertado, por lo que aprovecharíamos potenciales recortes en este tipo de valores, que se van a producir con toda seguridad cada vez que se cuestionen sus valoraciones, para incrementar posiciones en los mismos ya que son de las pocas compañías que en estos momentos ofrecen algo de visibilidad con relación al futuro a medio plazo de sus negocios y de sus resultados.

Fuente: Bolsamanía