Lanzan la licitación de un gasoducto de Vaca Muerta

Con la firma del Presidente y de sus 10 ministros, lanzan la licitación de un gasoducto de Vaca Muerta.

Este viernes quedó listo para ser publicado en el Boletín Oficial el decreto que convoca a licitación pública nacional e internacional por el nuevo gasoducto que conectará la producción de Vaca Muerta con la provincia de Buenos Aires. La falta de infraestructura para evacuar el gas de la cuenca neuquina es el principal cuello de botella para que siga aumentando la producción.

El proyecto se construirá en dos etapas. Un primer tramo de Tratayén, en Neuquén, a la localidad de Salliqueló (Buenos Aires), de 570 kilómetros, con conexión al ducto que tiene TGS. Y una segunda etapa de 440 kilómetros, que continúa al norte de la provincia, hasta la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, donde conectará con el gasoducto de TGN.

Lanzan la licitación de un gasoducto de Vaca Muerta

El gasoducto tendrá una capacidad para trasladar 40 millones de metros cúbicos diarios (m3/d). En mayo, por ejemplo, la producción de gas natural proveniente de la cuenca neuquina fue de 84,54 millones de m3/d.

Las proyecciones del Gobierno estiman que su utilidad recién estaría disponible para el invierno de 2022. En la Secretaría de Energía confían en poder adjudicarlo en los primeros días de octubre.

La obra en su conjunto costaría alrededor de US$2000 millones, según las estimaciones oficiales. El primer tramo tendría un costo de US$800 millones, que será financiado por tres actores: US$500 millones aportaría la Anses a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) -que obtuvo liquidez con las ventas que realizó Ieasa (ex-Enarsa) de las centrales Brigadier López y Ensenada de Barragán-, US$150 millones se podrían conseguir con un préstamo de la agencia estatal estadounidense OPIC y el resto lo financiaría el consorcio adjudicatario.

La Nación