La UIA pide no pagar impuesto al cheque y tomar a cuenta Ganancias

La Unión Industrial Argentina (UIA) propone dejar de pagar el denominado Impuesto al Cheque y que se reduzca la tasa del Impuesto a las Ganancias.

Esos son dos de los principales puntos en materia fiscal del Plan Productivo 2020-2023 que presentaron ayer en una jornada que se llevó a cabo la sede de la entidad.

La Unión Industrial Argentina (UIA) propone dejar de pagar el denominado Impuesto al Cheque y que se reduzca la tasa del Impuesto a las Ganancias.

La propuesta que lleva el título de “Macroeconomía para el Desarrollo” y “Políticas Productivas”, aborda cuestiones puntuales como costos y competitividad; productividad y nuevas tecnologías y PyMI-Desarrollo Regional. Sin embargo, uno de los puntos destacados, es el impositivo.

Los industriales sugieren volver al camino de la reducción de la presión fiscal de la Reforma del 2017 que quedó en el “freezer” en el 2018 con motivo de la crisis.

La industria en agosto cayó el 6,4% y en ocho meses el 8,1%

INDEC

Allí se contempla una disminución de la alícuota del Impuesto a las Ganancias del 35% al 25% en tres años para las empresas que reinvirtieran utilidades. Tal esquema se mantuvo vigente a lo largo del 2018 y el 2019, pero como las empresas no tienen incentivos para la inversión, distribuyen utilidades, y terminan pagando 35%.

Por otro lado, la central fabril propone al próximo gobierno que se pueda usar el 100% de los importes del Impuesto al Cheque (1,2%) para cancelar otros impuestos.

Hay muchos empresarios que no van a poder pagar el bono”, dicen en la UIA

José Urtubey, vicepresidente de la Unión Industrial Argentina

El impuesto a los débitos – créditos se trata de uno de los tributos más distorsivos de la economía, que incluso conspira contra la bancarización de las operaciones comerciales. Actualmente solo las minipymes pueden compensar el 100%, mientras que las pymes chicas pueden hacerlo por el 50%.

La UIA también reclama la eliminación de los limitantes para aplicar el ajuste por inflación a los balances, hoy permitido solo cuando la inflación minorista supera el 55% anualizado. El documento además entiende que es necesario unificar o eliminar los regímenes de anticipos de impuestos a través de la facturación, como es en el caso de Ganancias, con la devolución de los saldos a favor de las empresas. También se reclama el retorno al régimen conocido como “Decreto 814”, que contempla alícuotas de Seguridad Social diferenciadas, cuando las empresas están radicadas más lejos de los grandes centros urbanos.

Respecto de los impuestos provinciales, la entidad industrial exige que se cumpla lo firmado por las provincias en el Consenso Fiscal, esto es la eliminación de Ingresos Brutos para las actividades productivas. Abeledo advirtió que desde el sector privado “vemos con temor la posibilidad de un efecto contrario”.

Fernández y la UIA coincidieron en el rol de la industria, pero no hablaron de reformas

La propuesta también incluye una reforma de la Ley de Procedimiento Tributario, que permite a la AFIP establecer embargos sobre las cuentas de las empresas que se demoran con el pago.

Con relación a las exportaciones, los industriales reclaman la eliminación de los derechos de exportación tanto a Manufacturas de Origen Industrial (MOI) como a las de Origen Agropecuario (MOA) y que se restituyan los reintegros, que fueron uno de los primeros beneficios recortados por el Gobierno a las empresas al compás del ajuste fiscal. También exigen retrotraer la Tasa de Estadística a los niveles del 0,5%, que el gobierno actual subió al 2,5%. En cuanto al Arancel Externo Común (AEC), que forma parte del Mercosur, los industriales piden “mantener el nivel de protección efectiva adecuado a la producción argentina”.

Con información de Ámbito Financiero