La UIA acerca un plan para la producción y el empleo

Miguel Acevedo propondrá diseñar incentivos tributarios y fiscales para fomentar nuevas inversiones que creen empleo, y amplificar el sistema financiero y volcarlo a la producción.


El presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo, planteará la necesidad de implementar incentivos tributarios y fiscales, y tener un sistema financiero de perfil productivista para potenciar a las empresas y sostener el empleo en medio de la crisis. La propuesta la realizará en el panel “El día después: pensando la reactivación productiva” que se realizará -de manera virtual- este viernes en el marco de la Semana Social que organiza la Iglesia Católica argentina.

Será la primera vez en los 20 años de vida del evento en que participa la principal entidad fabril del país y tiene como antecedente un vínculo que se generó entre referentes eclesiásticos con los empresarios industriales durante los últimos dos años de mandato de Mauricio Macri.

Fuentes cercanas a Acevedo confiaron que la invitación a la UIA se convirtió en “otro paso hacia la consolidación del diálogo”. Los empresarios consideran que la convocatoria de la Comisión Episcopal de Pastoral Social es “amplia, desafiante e integradora” y que esos espacios son la base esencial para “avanzar en una salida de la situación que atraviesa el país”.

Fue el obispo de Lomas de Zamora y titular de Pastoral Social de la CEA, monseñor Jorge Lugones, quien se contactó con Acevedo para que se siente, de manera virtual, en la misma mesa la directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta; el senador nacional de Juntos por el Cambio Martín Lousteau; y el dirigente social y referente de Barrios de Pie, José Oscari. Ese mensaje hacia adentro de la entidad fabril se convirtió en un símbolo de “tranquilidad” ante la crisis por la que atraviesa la economía y la sociedad en general.

Acevedo pondrá en debate el plan que la UIA tiene para superar la emergencia contextual y planificar la pospandemia. Se sostiene en dos dimensiones: “En la emergencia, porque sosteniendo las empresas, sostenemos el empleo y la producción. Dos pilares para atravesar esta coyuntura”, y “en el reinicio del crecimiento, porque tenemos que pensar en clave de largo plazo desde hoy”.

“Tenemos que definir políticas públicas que potencien nuestros activos productivos. Para crear empleo, hacer sostenible el crecimiento con inversión y agregar valor en todas las provincias del país”, señalaron las fuentes consultadas por este diario.

La UIA propone diseñar incentivos tributarios y fiscales para fomentar nuevas inversiones que creen empleo, desarrollen el perfil exportador con valor agregado, generen divisas y permita “seguir avanzando en las implementaciones de la Industria 4.0”.

Aunque también hará eje en la importancia de “amplificar” el sistema financiero “chico” actual, pero con un perfil productivista. De allí deberá surgir la creación de un “sistema de garantías para que el acceso al financiamiento productivo sea fluido”.

Hablando de las condiciones necesarias para ingresar a la nueva normalidad, la UIA considera relevante que exista una macroeconomía previsible que promueva la producción y la inversión; una negociación exitosa al problema de la deuda externa; una política cambiaria que genere certezas y previsibilidad; un sistema financiero que brinde financiamiento a tasas competitivas y alternativas de ahorro redituables en moneda local; y el diálogo tripartito.

“Consenso y propuestas”, el plan del diálogo
La participación de Acevedo buceará sobre la importancia de lograr acuerdo entre “todos los actores sociales” para lograr aplicar las propuestas anti crisis. Se destacará la puesta en marcha del diálogo tripartito que la UIA promovió en el plano nacional y que sustentó acuerdos laborales y de empleo en los últimos meses. “Estado, empresarios y trabajadores estamos atravesando de manera conjunta esta emergencia”, le dijo a este diario un integrante de la mesa chica de la entidad fabril. En Avenida de Mayo 1147 ponen al diálogo por encima de todo.

El empresario hará énfasis en la necesidad de sostener a las empresas porque de esa manera se mantiene el empleo. Por eso reclamará el fomento de nuevas inversiones y empleo; el financiamiento para la producción; las exportaciones de valor agregado; la inversión pública para reactivar la demanda; las nuevas tecnologías; el desarrollo pyme y federal.

Fuente: BAE