La UE acuerda el presupuesto 2021 a las espera de que Polonia y Hungría levanten su veto

La UE acuerda el presupuesto 2021 a las espera de que Polonia y Hungría levanten su veto

Los Gobiernos de la Unión Europea y el Parlamento Europeo acordaron el viernes el presupuesto anual de la UE para 2021, pero para que se convierta en ley, Polonia y Hungría tendrán que levantar su veto al marco presupuestario general de la UE para 2021-2027.

El presupuesto de 2021 para los 27 países de la UE ya incluye los límites de ingresos y gastos establecidos en el nuevo presupuesto de siete años de la UE, que Varsovia y Budapest no quieren aceptar porque vincula el acceso al dinero de la UE con el respeto del Estado de derecho.

Ambos países están siendo investigados por la UE por socavar la independencia de los tribunales, los medios de comunicación y las organizaciones no gubernamentales, por lo que corren el riesgo de perder decenas de miles de millones en fondos.

Si se veta el marco 2021-2027, el plan financiero anual para el próximo año, construido sobre esa base, carecerá de fundamento jurídico.

“El presupuesto para 2021 solo puede entrar en vigor una vez que se levante el bloqueo al presupuesto general de la UE y al paquete de recuperación”, dijo el embajador alemán ante la UE Michael Clauss.

Recorte de financiación

“Sin esto, nos enfrentamos a un drástico recorte de la financiación de la UE a partir de principios del próximo año”, dijo, refiriéndose al paso de la UE a un sistema de financiación provisional, utilizado por última vez en 1989.

Si Polonia y Hungría no retiran su veto al marco presupuestario general a largo plazo antes de la próxima cumbre de los líderes de la UE, el 10 de diciembre, la UE pasará el próximo año al sistema de financiación provisional, llamado “doceavos provisionales”, porque cada mes se le permitiría a la UE gastar solo una doceava parte de lo que gastó en una determinada área en 2020.

Conforme a esta disposición provisional, no se financiarían nuevos proyectos, solo aquellos ya iniciados en el presupuesto 2014-2020. Los agricultores seguirían recibiendo los subsidios de la UE hasta 2022, aunque lo más probable es que con retraso y pagados mensualmente.

Fuente: Investing