La tensión con España sigue escalando: Milei no se disculpa y el Gobierno acusa a Sánchez de aprovechar el conflicto en clave local

La tensión con España sigue escalando: Milei no se disculpa y el Gobierno acusa a Sánchez de aprovechar el conflicto en clave local

La tensión entre los gobiernos de Argentina y España siguió escalando en las últimas horas y amenaza con continuar en la misma senda. Javier Milei se niega -en una estrategia ya habitual para mostrar fortaleza personal y reforzar su narrativa «anti izquierda»- a cualquier gesto de disculpas luego de llamar corrupta a la esposa del presidente del gobierno español. Y Pedro Sánchez también aprovecha el conflicto en clave política local, a días de una elección importante para Europa.

La diplomacia española hizo trascender este lunes que Sánchez analiza la posibilidad de elevar el conflicto diplomático a la Unión Europea, donde todavía está bajo análisis la posibilidad de llegar a un tratado de Libre Comercio con el Mercosur. El domingo, en Madrid y en un acto del partido de derecha Vox de Santiago Abascal -duro opositor al gobierno de Sánchez (Partido Socialista, PSOE)-, Milei dio un discurso, cargó en duros términos contra el socialismo y contra el mandatario europeo y calificó de corrupta a su esposa Begoña Gómez, que es investigada por la justicia española.

El gobierno español ya había reaccionado diplomáticamente el domingo. Este mismo lunes, la embajadora de España en Buenos Aires, María Jesús Alonso Jiménez, abandonó la Embajada y llegó a Madrid.

Por otra parte, el español Josep Borrell, alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, condenó enérgicamente las declaraciones de Milei: «La libertad política, la prosperidad, la cohesión social basada en la redistribución fiscal y el respeto en el debate público son pilares de la UE. Los ataques contra familiares de líderes políticos no tienen cabida en nuestra cultura: los condenamos y rechazamos, especialmente cuando provienen de socios», advirtió.

La Casa Rosada, por su parte, se encargó de trasmitir a través de sus voceros políticos que no habrá de parte del Presidente libertario ningún pedido de disculpas ni gesto personal que apunte a desescalar el conflicto.

Además, desde el Ejecutivo recordaron que Pedro Sánchez no se cuidó de «inmiscuirse» en la política interna de otros Estados cuando apoyó la candidatura de Sergio Massa para la presidencia durante las elecciones argentinas del año pasado, y que hace solo semanas un ministro de su gobierno sugirió que Milei consumía «sustancias«.

Pero, sobre todo, desde el gobierno libertario destacan que Sánchez también estaría sobreactuando la reacción de su gobierno, utilizando el conflicto para polarizar internamente con el sector más duro de la derecha española representado en el VOX, debilitar así al histórico Partido Popular (PP), y con la vista puesta en las elecciones del Parlamento Europeo, previstas para principios de junio.

Este lunes por la noche, en una entrevista televisiva, el propio Milei hizo una lectura local del conflicto internacional, afirmó que el expresidente Alberto Fernández hoy oficia como «asesor» de Sánchez y que fue «todo coordinado con el kirchnerismo”.