La tasa récord y el control de cambio mantienen estabilizado el dólar

El dólar volvió a mostrar ayer que las restricciones impuestas a la demanda especulativa de empresas y la tasa de interés récord que valida el Banco Central (BCRA) bastan, al menos por ahora, para mantenerlo quieto.

Llamó la atención de los operadores por el magro volumen de las operaciones al contado (US$381 millones, 28% menos que en la previa y el menor monto para una jornada de operaciones normal). Esto a pesar de la normativa que obliga a muchos exportadores a liquidar en hasta cinco días hábiles sus ventas al exterior.

También sorprendió el salto que mostraron los negocios con los activos financieros comúnmente más utilizados como vehículos para el cambio de monedas y los valores que, en consecuencia, alcanzó el llamado contado con liquidación (CCL), que cerró arriba de los $67; y mdiante el cual se operaron $2500 millones de contado con el Bonar 24 y otros US$1700 millones a liquidar en 48 horas.

Se trata de negocios en los que se encuentran empresas que buscan hacerse de divisas (tienen vedada la compra para atesoramiento) con personas que las venden para hacer ganancias en pesos, que a precios de ayer fueron del 7 al 9%, considerando si realizaron la compra de la divisa en el día en pesos (están permitidos hasta US$10.000 por mes por persona). Esto, que en la jerga financiera denominan “rulo”, parece haberse convertido en pocos días en una fuente de ingresos importante para muchas personas.

La brecha entre el CCL y el dólar MEP pasó del 2,5 al 7% aproximadamente en un solo día, y la del oficial mayorista con el CCL ya está en el 19,65%, cuando van solo siete ruedas de negocios tras las restricciones.

Los saltos de los dólares legales pero a la vez “paralelos” contrastan con la estabilidad del billete en el mercado oficial, donde cerró a $56,05 y $58,13 en promedio, para la venta mayorista y al público, respectivamente. De allí que llama la atención el celo que el BCRA muestra para mantener muy elevada la tasa de referencia, que ronda el 86% anual (el mayor nivel en algo más de 17 años).

Por otra parte, la salida de colocaciones en dólares de los bancos sigue firme. El último registro fue de 474 millones, acumulando un retiro de 8805 millones desde el 12 de agosto.

Las reservas del BCRA ayer mostraron la menor baja en casi 20 días, y cerraron en US$50.344 millones, y aportó datos acerca de una nueva desaceleración en el ritmo de caída de los depósitos bancarios privados en dólares, que retrocedieron el viernes 6 (último dato oficial disponible) en US$393 millones, lo que supone el menor nivel desde antes del anuncio del reperfilamiento forzoso de parte de la deuda pública de corto plazo. Sin embargo, el 9 de agosto había 32.500 millones de dólares depositados en los bancos. Desde ese momento salieron 8805 millones de dólares y los depósitos se desplomaron hasta 23.695 millones.

Con información de La Nación