La SEC acusó a Rivetz por una ICO de US$ 18 millones

La SEC acusó a Rivetz por una ICO de US$ 18 millones

La SEC acusó a Rivetz por una ICO de US$ 18 millones y exige la devolución de las “ganancias obtenidas ilícitamente”.

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) acusó a Rivetz por una supuesta oferta ilegal de valores.

Rivetz fue fundada en 2013 y ahora la desaparecida empresa de hardware blockchain fue acusada de generar US$ 18 millones.

A través de una oferta de valores no registrados entre julio y septiembre de 2017 de más de 7.200 inversores.

La demanda de la SEC nombra a los acusados ​​Rivetz Corp., el fundador Steven Sprague y la subsidiaria de la firma, Rivetz International.

La ICO giraba en torno al token RvT, que según la SEC se promovió y vendió como una oportunidad de inversión.

Y se utilizó para capitalizar el negocio de Rivetz en la creación de una aplicación, un ecosistema y un hardware de seguridad cibernética.

La SEC afirmó que los demandados promocionaron el valor de los tokens RvT como “inversiones”.

“Que los compradores podrían comprar y vender en el mercado secundario”.

A pesar de que el producto “no está operativo” en el momento de la oferta.

“Los compradores de tokens no podían comprar ningún bien o servicio utilizando los tokens RvT”.
“Y los tokens no tenían ningún otro uso en ningún producto o servicio de Rivetz”.

“De hecho, varios meses después de que se distribuyeran los tokens, Sprague declaró en las redes sociales que Rivetz no tenía una fecha de lanzamiento específica”.

“Para la aplicación Rivetz a través de la cual los consumidores podrían utilizar el token RvT”.

Los inversores utilizaron Ether para comprar los tokens RvT.

Después de la venta inicial, la SEC alega que Rivetz y Sprague liquidaron todo el Ether recibido a través de Rivetz International.

La demanda establece que el dinero se usó para financiar operaciones, darle a Spraque un bono de US$ 1 millón.

Y un préstamo separado de US$ 2,5 millones que usó para “comprar una casa en las Islas Caimán que luego arrendó a Rivetz Int’l”.

Fuente: Cointelegraph