La probabilidad de bajada de tasas en EEUU se desploma por el ataque a Arabia Saudita

Menos bajadas de tasas de interés en Estados Unidos. Esa es una de las primeras consecuencias que está anticipando el mercados después de los ataques a las principales instalaciones petrolíferas de Arabia Saudita.

La probabilidad de bajada de tasas en EEUU se desploma por el ataque a Arabia Saudita .Jerome Powell afronta otra reunión complicada al frente de la Reserva Federal. Foto:REUTERS/Sarah Silbiger

Los inversores descuentan que la subida del petróleo provocará un repunte de la inflación, mayor de lo previsto en EEUU, lo que limitará la capacidad de la Reserva Federal (Fed) para seguir bajando los intereses.

Si hace una semana el mercado descontaba claramente una bajada de tipos este miércoles por parte de la Fed, ahora las probabilidades se han desplomado para esta reunión y también para los próximos encuentros del banco central estadounidense.

Según datos de CME Group, hace una semana el mercado descontaba al 92,3% una rebaja de tipos de 25 puntos básicos. El lunes, esa posibilidad cayó hasta el 62%; y este martes ha vuelto a bajar con fuerza hasta el 47,3%.

Para la reunión de octubre, si hace un mes nadie esperaba que la Fed mantuviera los intereses en el 2,00%-2,25% actual, ahora esa posibilidad es del 32,8%. Y la posibilidad de que hubiera dos recortes de tasas (uno en septiembre y otro en octubre) ha bajado hasta el 18% desde el 83%.

Este gran cambio en las expectativas del mercado se explica por un repunte de las expectativas de inflación debido a los ataques registrados en Arabia Saudita. Aunque el crudo bajó un 4% este martes tras confirmar el régimen saudí que restaurará la producción de manera más rápida de lo esperado, la posibilidad de nuevos ataques al suministro añadirá una prima de riesgo a la cotización del petróleo, que según los cálculos más conservadores será de 5 dólares.

“Los recientes desarrollos del mercado petrolero probablemente ejerzan una mayor presión al alza sobre las expectativas de inflación de EEUU”, señalan desde Citi. Su previsión es que el precio del crudo aumente “10 dólares por barril”, aunque la clave será comprobar si esta subida es temporal o sostenida. Los expertos de S&P Global Ratings destacan que “el ataque contra Saudi Aramco destaca los altos riesgos geopolíticos de la región y los riesgos para la producción”.

Remi Olu-Pitan, gestora de Schroders, afirma que un repunte sostenido del petróleo presionaría al alza la inflación. “En este escenario, los bancos centralesse verían obligados a cambiar su enfoque de estimular el crecimiento económico a controlar la inflación, lo que a su vez sería doloroso para los mercados de renta variable”, comenta esta experta.

Bolsamanía