La oposición pide un recorte a los ingresos altos de los tres poderes


Un esfuerzo compartido, por todos. Por el sector privado, pero por el sector público también, “en tiempos (que son) de austeridad”. Es lo que pidieron ayer por carta al presidente Alberto Fernández los líderes parlamentarios de Juntos por el Cambio, para colaborar con el sector de la salud en la lucha contra el Covid-19.

En esta línea, le solicitaron que tome medidas para crear un “fondo de emergencia” destinando el 30 por ciento de los ingresos de la totalidad de los cargos jerárquicos del Poder Ejecutivo Nacional, Poder Legislativo Nacional y Poder Judicial de la Nación. Es decir, ministros de la Corte Suprema, camaristas, jueces, secretarios, senadores, diputados. De los ingresos del Presidente y de la vicepresidenta, de los ministros, secretarios y subsecretarios de Estado. También del Ministerio Público Fiscal, los directorios de las empresas públicas y los organismos descentralizados (que son unos 60), “y todos los ahorros que el Sector Público pueda realizar durante esta etapa”.

También le pidieron al Presidente invitar a provincias y municipios a tomar medidas idénticas. Todo, por el plazo de 90 días.

La iniciativa, que promete tener impacto, se tomó ayer en reunión de los jefes de bloque de Juntos por el Cambio en Diputados, y fue consecuencia de la polémica iniciada cuando el Presidente llamó “miserables” a los empresarios que despidieron trabajadores en la emergencia que atraviesa el país.

Poco después de conocida la decisión, el cacerolazo convocado por redes y WhatsApp para pedir “que los políticos se bajen el sueldo”, se hacía sentir en la Ciudad (ver aparte).

En la reunión de la “mesa chica” de los diputados de Juntos por el Cambio, que se hizo a distancia por videollamada, participaron el jefe del interbloque, el radical Mario Negri; el jefe de la bancada del PRO, Cristian Ritondo; de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; Silvia Lospennato (PRO) y Brenda Austin (UCR), y el vicepresidente 1ro de la Cámara, el macrista Alvaro González.

“Hubo coincidencia en que en la actual crisis provocada por el coronavirus, que golpea la salud y también a amplios sectores de la economía, debe existir un esfuerzo colectivo del sector público que vaya a la par del que hace el sector privado”.

Los diputados opositores buscaron anticiparse a un reclamo que en general en estas crisis recae sobre el Parlamento. Consideran que debe ser asumido por todo el sector público, incluido el Poder Judicial, como expresaron en la carta al Presidente.

El diputado Alejandro Cacace (UCR-San Luis) elaboró un proyecto que elevó al interbloque de “tope salarial” del sector público en la emergencia. Pero se optó por escribir al Presidente pidiendo que busque la manera de conseguirlo, dada la imposibilidad de sesionar con las restricciones actuales.

La crítica de Alberto Fernández a los privados fue disparador. Más temprano, el jefe del bloque de senadores de Juntos por el Cambio, el radical Luis Naidenoff, también cuestionó los dichos del Presidente. Y cuestionó la “hipocresía” del Gobierno al que acusó de haber “dejado sin trabajo a mucha gente a causa de razones políticas”.

Fuente: Clarín