La OMC recortó su estimación de crecimiento comercial global

La Organización Mundial del Comercio (OMC) redujo hoy su estimación para el crecimiento del comercio mundial para 2019 en más de la mitad y advirtió que nuevas rondas de aranceles y represalias, una economía en desaceleración y un Brexit desordenado podrían rebajarla todavía más.

La OMC proyecta ahora que el comercio mundial aumente en un 1,2% este año, versus el pronóstico de 2,6% que había hecho en abril. Este crecimiento fue del 3% en 2018. Para 2020, en tanto, apunta a una expansión del 2,7%, un guarismo por debajo de la estimación anterior del 3%.

“El oscurecimiento del panorama para el comercio es desalentador, pero no inesperado”, afirmó en un comunicado el director general de la OMC, Roberto Azevedo.

Según la OMC, la rebaja de sus previsiones refleja las estimaciones de una menor expansión de la economía mundial, debido en parte a las tensiones comerciales, pero también por factores cíclicos y estructurales, y, en Europa, por la incertidumbre relacionada con el Brexit.

El organismo otorgó un rango de previsión para el crecimiento del comercio este año de entre el 0,5% y el 1,6%, y del 1,7% al 3,7% en 2020. El extremo superior de estos cálculos podría lograrse si se alivian las tensiones comerciales. “Los riesgos de las previsiones están cargados con fuerza a la baja y dominados por la política comercial”, dijo.

EE.UU. y China están inmersos en una guerra comercial desde hace más de un año. Ambos se han impuesto de manera recíproca aranceles a productos valorados en cientos de miles de millones de dólares, impactando a los mercados mundiales y amenazando al crecimiento mundial.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, también impuso gravámenes a productos de otros países, sobre todo el acero y el aluminio, en un intento por reducir el déficit comercial de la mayor economía mundial. Las cifras de la OMC implican que ha tenido un éxito limitado.

La OMC dijo hoy que Norteamérica mostró el crecimiento más rápido en las exportaciones que cualquier región en la primera mitad del año, al 1,4%, aunque el aumento de las importaciones hacia Norteamérica fue también mayor que en cualquier otro lugar, con un 1,8%.

Reuters