La inversión volverá a caer en 2020

Pese a que la actividad comenzará a repuntar muy lentamente de la mano del consumo, la inversión volverá a caer durante el 2020. Las consultoras privadas muestran cierta dispersión en el número esperado de esa contracción, pero coinciden en el signo negativo. El programa económico mostrado hasta acá por el nuevo Gobierno tendría un impacto moderado.

La alta capacidad ociosa y los stocks acumulados, la visión empresaria de que se trata de medidas de corto plazo y el potencial efecto negativo sobre el ahorro son los factores que inciden a la hora de estimar esta variable.

En 2019 la baja de la inversión fue extraordinaria. Todavía falta contar lo que ocurrió en el cuarto trimestre pero se descuenta que la contracción habrá sido de dos cifras y posiblemente cercana al 20%. El nuevo bajón del 2020 implicará una desaceleración de esa caída pero a la vez se montará sobre ella.

Acerca del efecto de las medidas ya anunciadas por Frente de Todos, los economistas disienten. La redistribución vía política fiscal tendría impacto sobre el consumo. Para algunos analistas todo lo que es bueno para el consumo lo es también para la inversión, ya que una mejora en las ventas, la alentaría. Para otros será negativo, ya que la forma de financiarlo implica mutilar al ahorro.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, afirmó que lo hasta acá anunciado por el Gobierno sirvió sólo para moderar levemente las proyecciones de la consultora acerca de la inversión. Esperan una caída en torno al 10%. Consultado por BAE Negocios, sostuvo: “En Argentina no hay una causalidad entre ahorro e inversión tal como la plantea la teoría. Acá los ahorros duplican a los préstamos y ni que hablar a los de las empresas. Las medidas pro consumo pueden ayudar a la inversión. El consumo va a seguir en caída pero se va a atenuar. El problema es que en el pasado reciente las proyecciones fueron optimistas y muchas empresas se quedaron con stocks. Pensar en inversión en ese contexto es difícil. Además, las empresas perciben a estas medidas como de corto plazo”.

Para el economista de Orlando Ferreres y Asociados, Fausto Spotorno, que proyecta 4% o 5% de caída, las medidas desincentivan a la inversión: “Juegan en contra. Incluso si incentivás al consumo, matando al ahorro le quitás recursos a la inversión. Estas medidas no está claro que sean buenas para el consumo y no piensan en el crecimiento a largo plazo, que depende de la inversión”.

El economista jefe de Elypsis, Martín Kalos, estimó que la inversión caerá 2,7% en 2020. Sostuvo que “en este contexto de capacidad instalada ociosa muy alta, las medidas a favor del consumo no incentivan inversión sino un mayor uso de la capacidad instalada, excepto en algún sector en particular”. Consideró que, con cepo, posiblemente los excedentes se vuelquen a la construcción, que puede realizarse en pesos más allá de que la venta esté dolarizada, y eso podrá moderar el bajón. Con todo, espera que pese al 2,7% negativo, la comparación diciembre 2019 versus diciembre 2020 muestre mejoras.

Fuente: BAE