La inflación de un dígito asoma y estaría llegando en el segundo trimestre

La inflación de un dígito asoma y estaría llegando en el segundo trimestre
Para muchos el Gobierno está atrasando el dólar para mostrar un descenso del IPC y eso generará tensiones. No descartan entonces una nueva devaluación.

Mercado. Según el relevamiento de expectativas del BCRA la inflación en mayo-junio estaría en 10%.

La necesidad de bajar la inflación es un aspecto indispensable y apremiante para la economía. Los economistas estiman que ese resultado se verá recién hacia el segundo semestre del año.

Desde la consultora MAP Economic& Business Advisors, aseguran que “bajar la inflación es clave, no sólo por cuestiones sociales y políticas sino también porque conseguir avances en la lucha contra la inflación posiciona al Gobierno en una mejor situación de cara a la oposición, dotándolo de mayor capacidad para negociar apoyos, explican. «El sendero descendente de los precios es fundamental para descomprimir la presión sobre la política monetaria del BCRA y para contener las expectativas de devaluación”, aseguran..

Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central (BCRA) las expectativas inflacionarias sugieren una moderación de los precios más lenta, con una convergencia al 10% recién en mayo/junio.

Desde MAP observan que «la puesta en marcha de un plan de estabilización integral y consistente, deriva en un proceso de recuperación y desinflación desde el segundo semestre del año».

La estimación se da bajo el supuesto de que el Gobierno va a mantener un esquema de flotación administrada, aunque con una tasa de devaluación mensual todavía por debajo del ritmo de avance de los precios, aunque subiendo para evitar una rápida apreciación del tipo de cambio real.

Prevén un nuevo salto del tipo de cambio, de aproximadamente 20% mensual en el mes de abril. En materia de inflación, y tras el dato de enero que mostró una suba del 20,6%, la consultora sigue proyectando tasas de dos dígitos para el próximo trimestre. «En la medida que los ajustes fiscales y monetarios funcionen, los precios comen

Este mes la inflación cerraría en alrededor de 15%.

zarían a moderarse a partir mayo/junio de este año cerrando el año en niveles apenas inferiores a los de 2023 (194.5% en diciembre de este año).

El economista Ricardo Delgado, responsable de la consultora Analytica, explica al ser consultado sobre el tema: “más que preguntarse cuándo la inflación va a ser de un dígito hay que preguntarse cómo», dice. «Cómo este Gobierno va a sostener un draconiano ajuste fiscal, este violento apretón monetario y caída de la actividad económica. Si lo logra, el objetivo de lograr el indice de precios en un dígito podría llegar en junio o julio».

Esto sucedería en el siguiente contexto advierte Delgado: con el Banco Central comprando divisas para pagar esas compras, e intereses y pasivos remunerados que cada vez son menos; absorbiendo pesos por la vía de las operaciones del Tesoro, o sea sacando de circulación los pesos.

En el corto plazo, esa consultora estima que en febrero, la inflación aumentará alrededor del 15%, y que en marzo seguramente se va a frenar la desaceleración por una cuestión estacional.

Según la consultora Equilibra, que dirige el economista Lorenzo Sigaut Gravina, “si el Gobierno logra sostener el crawling (el ajuste gradual del tipo de cambio) al 2% mensual, durante el segundo trimestre del año, la inflación podría bajar a un dígito mensual una vez hecho el ajuste de las tarifas de servicios públicos, lo que permitiría recomponer el poder adquisitivo de los ingresos laborales. Pero como el tipo de cambio real ya está próximo a niveles de equilibrio según el staff del FMI, la única forma de que la inflación vuelva al dígito mensual en el corto plazo es incurriendo en un atraso cambiario significativo”.

Fuente: Clarín