La inflación de los más pobres fue de 45,5% en 2020

La inflación de los más pobres fue de 45,5% en 2020

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide la inflación de los más pobres, registró en diciembre un aumento del 5,1%.

Lo que determina que un grupo familiar compuesto por dos adultos y dos menores necesite percibir ingresos por $ 22.680,97 para no caer en situación de indigencia.

Con lo que a lo largo de 2020 marcó una suba acumulada de 45,5%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Por su parte, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos reúne indumentaria y transporte, marcó un incrementó 4,7 % en diciembre.

Por lo cual el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $54.207,53 para no caer debajo de la línea de la pobreza.

Mientras que el acumulado del año cerró con un aumento de 39,1%.

La diferencia entre ambas se debe esencialmente a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la CBT.

Y están congelados desde principios de año, mientras en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subió en los últimos meses.

La inflación general

La inflación minorista fue de 4% en diciembre y de 36,1% a lo largo de 2020.

En un contexto en el que se destacó la suba de 42,1% que marcó la división Alimentos y bebidas a lo largo de los doce últimos meses.

Un incremento que no fue mayor debido a los acuerdo de precios y el establecimiento de “precios máximos” para algunos productos en medio de la pandemia.

Al cotejar con el cierre de 2019, el incremento del costo de la canasta básica alimentaria marcó una desaceleración de 7,3 puntos porcentuales.

Mientras que la canasta básica total mostró una retracción de 13,7 puntos, debido a que el año pasado marcaron un acumulado de 52,8% en ambos casos.

La CBA mide la inflación de los más pobres.

Y responde a los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para un determinado grupo familiar.

Está compuesta entre otros productos por pan, arroz, fideos, papa, azúcar, legumbres secas, carne, menudencias, fiambres, aceite, huevo y leche, entre otros.

En tanto, para determinar la CBT se utiliza como base la canasta familiar y se le suma los precios de bienes y servicios no alimentarios.