La incertidumbre política continúa presente en los activos financieros locales

En contexto de baja oferta privada y un reducido volumen operado, el dólar consiguió mantenerse en niveles cercanos a los $56 sin intervención por parte del Banco Central. La fuga de divisas y la marcada volatilidad en medio de la incertidumbre política continúa presente en los activos financieros locales.

Finaliza una nueva jornada con un dólar estable y sin intervención por parte el BCRA (buen dato para las reservas que buscan estabilizarse), aunque con una firme demanda por cobertura.

El dólar mayorista subió solo 17 centavos hasta $56.18 y luego de haber alcanzado máximos en $56.20 y mínimos de $56.08. La leve alza se dio en sintonía con una menor cantidad de dólares liquidados por las exportadoras que se traduce en una caída en la oferta privada. En cuanto al volumen operado (USD 399 millones), continúa siendo muy bajo.

En las pantallas minoristas, la divisa avanzó solo 7 centavos para finalizar en $58.20 mientras que el blue cayó 50 centavos hasta $58.5. Por su parte, los futuros de dólar de ROFEX presentaron subas de entre 1% y 1.8% para este año con tasas de interés implícito de entre 70% y 80%. Como referencia, a diciembre el cierre fue de $69.15. Para los plazos más largos, las subas fueron de entre 1.4% y 2.7%. La brecha cambiaria entre los diferentes tipos de cambio de referencia permaneció en el orden del 18%.

En las mesas comentan que las empresas locales están pagando un sobrecosto de 20% para poder sacar los dólares del país. Es el precio de lo que se llama “dólar fuga” o “contado con líqui”, donde el mecanismo es comprarlos a través de bonos, sin el límite de los u$s 10.000 mensuales que impuso el Gobierno, para ponerlos en una cuenta del exterior. Lo hacen a través de la Bolsa, pero a $ 68, contra $ 56 del dólar mayorista. Prefieren que la plata ‘duerma’ en Estados Unidos.

Con un escenario de incertidumbre política que sigue y seguirá siendo alto y a la espera de señales políticas fuertes, continúa la marcada volatilidad en los activos financieros locales y los bajos volúmenes negociados.

En esta coyuntura, las principales acciones argentinas volvieron a cerrar levemente al alza (+0.8%) hasta los 28.648 pts en pesos.

En el panel líder, las principales subas fueron encabezadas por TGNO4 (+10.2%), ALUA (+3.4%), TGSU2 (+3.1%), PAMP (+3.1%), CEPU (+3%) y TRANS (+2.9%). Por otro lado, dentro de los rojos se encontraron CRES (+1.6%), YPF (-1.1%), BMA (-0.9%), TECO2 (-0.8%) y VALO (-0.5%).  Los principales ADRs se mostraron levemente alcistas con subas de hasta 4.4%.

Los bonos argentinos, ya sea en dólares o en pesos, presentaron una tendencia mixta en sintonía con la marcada volatilidad que venimos viendo en los últimos días. Como dato, el riesgo país logró retroceder a los 2052 pts después de que ayer haya recortado la caída. Comenzando por los bonos argentinos en dólares, estos presentaron una tendencia mixta. Entre las principales caídas de los bonos más cortos se encontraron el AY24 en 7.9% y el AO20 en 0.5%. Para los más largos, la tendencia fue tímidamente positiva con subas de hasta 1.4%. Los bonos en pesos presentaron una tendencia similar donde las principales subas fueron del TC21 en 11.3% y del TJ20 en 6.9%. 

Siguiendo la tendencia de las últimas seis ruedas (y esperamos que continúe así esta semana), la tasa de Leliq se mantuvo constante en niveles cercanos a 85.9%. En concreto, sin registrarse movimientos en la tasa máxima (86%) la tasa mínima retrocedió solo 5pbs hasta 85.72%.

Con tasas estables, el BCRA expandió $7.723 millones en términos netos.  Recordemos que el Sistema Financiero ya comenzó a aumentar su posición en rojo por lo que se comienza a ver mayor expansión por parte del BCRA y un aumento de las tasas pasivas.

Con información de PPI y El Cronista