La guerra comercial abre el escenario de la semana

La semana que se inicia seguirá teniendo como principal tema el conflicto comercial entre Estados Unidos y China y su impacto en los mercados, y en particular, en los de los países. emergentes. Más allá de eso y del debate sobre la decisión de la reserva Federal, la semana pasada cerró con dos datos relevantes en Estados Unidos: el del mercado de trabajo y el intercambio comercial. El Departamento de Trabajo informo que durante julio, se crearon 164.000 empleos y los salarios crecieron 3,2% con relación al año pasado. A su vez, se informó que la tasa de desempleo se mantuvo en el 3,7%.

Estos datos muestran que el mercado de trabajo se mantiene sólido lo que le permite a la Fed mantener su estrategia moderada que probablemente sólo contemple otra baja de la tasa de un cuarto de punto antes de fin de año. En ese contexto, el dólar se mantiene fuerte contra la mayoría de las monedas y hoy se ubica niveles que no alcanzaba desde hace más de dos años.

Junto a esto, bajó el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años que ahora se ubica por debajo del 2%. Por lo tanto, el escenario para los países emergentes es mixto porque se ven favorecidos por las tasas bajas pero perjudicados por la suba del dólar.

Por otra parte, los datos del Departamento de Comercio demostraron que la guerra entre Washington y Pekín Estados Unidos no es gratuita. Considerando el primer semestre del año, China dejó de ser el principal socio comercial de Estados Unidos luego de muchos años.

Fue desplazada del primer lugar por México, pero también fue superada por Canadá. Las exportaciones de Estados Unidos a China declinaron 19% con relación al primer semestre de 2018 y las importaciones 12%.

El total del intercambio bilateral entre enero y junio alcanzó a US$ 271.000 millones y China conserva un amplio superávit. Pero Estados Unidos también registra un déficit con sus principales socios comerciales y tuvo un desequilibrio comercial de US$ 316.000 millones en el primer semestre del año, 7,9% más que en igual período de 2018. De todas maneras, el saldo negativo de junio fue 0,3% inferior al de mayo y llegó a US$ 55.150 millones.

Trump considera que ese déficit es consecuencia de prácticas comerciales y cambiarias desleales de otros países y de allí los conflictos abierto con muchos de ellos. Pero también sostiene que al desequilibrio lo fomenta un dólar demasiado fuerte como cony según los analistas se mantendrá esa tendencia.

La consultora Markit presentará los datos de actividad de los servicios en la zona euro y se espera que se mantenga en terreno positivo. El Banco Central de Brasil publicará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado, que en materia de crecimiento, tienden a estabilizarse luego de un largo período de correcciones a la baja.

También se conocerá un indicador sobre el desempeño de los servicios en julio. secuencia de que la Fed mantiene una tasa de interés muy alta y por eso sus ataques constantes a Jay Powell. Pero más allá de los debates, en la semana que se inicia se conocerán varios indicadores relevantes para la marcha de la economía global:

Lunes 5

En Estados Unidos se conocerán distintos indicadores privados que darán cuenta de la situación del sector de servicios que viene mostrando hasta ahora un mejor nivel de actividad que la industria

Martes 6

El Banco de la Reserva de Australia se reunirá para definir la política monetaria. Ya bajó la tasa de interés este año, y los analistas no creen que lo vuelva a hacer en esta oportunidad. En Brasil se publicarán los datos sobre producción y venta de vehículos que están muy relacionados con lo que ocurre en el mercado argentino. El Indec publicará el índice de producción industrial manufacturero de junio que mostraría una suba con relación a mayo.

Miércoles 7

Se publicará el dato sobre la producción industrial de Alemania durante junio. Se trata del sector clave de la mayor economía de Europa que viene mostrando un comportamiento poco favorable. El Banco Central de India podría volver a bajar la tasa en cuarto de punto.

Jueves 8

Estarán los números del comercio exterior de China que seguirá un amplio superávit pero también dejará expuesto el menor dinamismo de la economía. Japón presentará los datos del PIB del segundo trimestre que mostrarían una leve suba. Se publicará el dato de inflación de México durante julio. El mercado espera una suba mínima que llevaría a una pronta baja de la tasa d interés por parte del Banco Central. En Brasil se conocerá el Indice de Precios al Consumidor Amplio de julio. Los analistas esperan un mínimo movimiento intermensual mientras que la inflación anual seguiría claramente por debajo del 4%.

Viernes 9

Se publicará el índice de precios a los productores de julio en Estados Unidos, que habría registrado una suba de 0,2%. En China se conocerá el índice de precios al consumidor de julio que no mostrará grandes variaciones.

EL ECONOMISTA