La emisión se aceleró desde fines de junio

La emisión se aceleró desde fines de junio

Economía le pidió al BCRA $22.200 millones por día en la primera quincena del mes 

Maquinita. Desde fines de junio la emisión se aceleró ante la suba del gasto con que el Gobierno busca mejorar su performance electoral

El Gobierno pidió y obtuvo del Banco Central (BCRA) una nueva asistencia financiera, la tercera del mes, al cumplirse el pasado miércoles la primera quincena. Esta vez, fue por otros $60.000 millones que la administración de Alberto Fernández usará para seguir expandiendo el gasto en procura de mejorar su chances electorales, con lo que ya recibió $200.000 millones por ese concepto en apenas 15 días (nueve jornadas hábiles en realidad), contabilizando los $60.000 millones que le habían girado el viernes 3 y los $80.000 millones remitidos el miércoles 8.

“Transferencia de utilidades”

El giro del día 15 (blanqueado en la estadística oficial anteanoche) fue nuevamente justificado como una “transferencia de utilidades”, sin que se especifique el ejercicio a que se refiere, pese a que se tratarían de remanentes que quedaron de balances gananciosos anteriores.


Esto es porque los montos girados por el Central al Tesoro Nacional con esa excusa llegan ya a los $720.000 millones, es decir, exceden largamente los $523.000 millones que arrojó su ejercicio 2020 y fueron obtenidos ?básicamente? por la devaluación del 40% que ese año volvió a padecer el peso argentino.


La transferencia confirma que el Gobierno está dispuesto a recurrir a la emisión monetaria espuria para sostener los programas de alivio o ayuda con que buscará mejorar su performance electoral de cara a noviembre, tras haber subestimado el impacto que su gestión tendría en las primarias.

$200.000 millones

Los $200.000 millones que recibió la administración Fernández como auxilio en apenas nueve ruedas implican un nuevo récord en lo que va del año de $22.200 millones de asistencia promedio por día, incluso por encima de los $17.000 millones diarios que había solicitado en apenas 13 ruedas durante julio.


Con este último envío, el BCRA ya hizo 14 transferencias al Tesoro en lo que va del año y por un total de $910.000 millones, cifra que supera incluso los $900.700 millones que lleva pagados a los bancos en concepto de intereses por la deuda asumida con ellos mediante las Leliq y los pases pasivos, y además se acerca a los 2,2 puntos del PBI.


El 80% de este total ($720.000 millones) fue remitido como ganancias que, vale recordar, son meramente contables, ya que derivan de las fuertes devaluaciones que tuvo el peso en los últimos años. Los $190.000 millones restantes figuran como “adelantos transitorios”, que no son otra cosa que préstamos por hasta un año y medio que puede darle, aunque con límites relacionados con el nivel de la oferta monetaria y los ingresos impositivos.


Una marcada aceleración

Claro que los envíos se aceleraron desde mitad de año en adelante, al punto de que casi el 63% de los giros (por unos $670.000 millones) fueron realizados entre el 25 de junio y el 15 de septiembre.


El nuevo giro se conoció luego del decreto (622/2001) por el que el Gobierno blanqueó que repite una ingeniería contable a la que acudía Cristina Kirchner cuando presidía el país para maximizar el uso de los US$4300 millones recibidos del FMI. “Con el decreto libera financiamiento del BCRA al Tesoro, reduce contablemente su déficit fiscal primario, se presenta neutralidad monetaria inicial, aunque será efímera, y se pagarán los vencimientos de deudas con el FMI”, describió la consultora Quantum Finanzas.

Los DEG

“Todo se inicia con el Tesoro vendiendo los DEG al BCRA contra pesos que emite; el Tesoro los contabiliza como ingresos corrientes y los usa para cancelar adelantos transitorios (AT) que había recibido previamente del BCRA y que se encontraban pendientes de pago.


Por otro lado, el BCRA entregará los DEG al Tesoro para cancelar los vencimientos con el FMI; contra una letra intransferible que emite el Tesoro a favor del Central. Así se sortean los límites actualmente vigentes que impone la Carta Orgánica del BCRA; logrando dar lugar a la posibilidad de aportar financiamiento monetario a la expansión fiscal si fuese necesario”, apuntó.


Así, el Gobierno podrá cancelar AT por $422.000 millones y recuperar límites para tener a disposición seguidamente; la misma suma para hacer frente a gastos y/o vencimientos de deuda por esa cifra.


Ni más ni menos que el mismo recurso contable que utilizó con los DEG arribados en agosto de 2009; Pero la emisión espuria pasa por alto que la economía ni siquiera terminó de absorber la megaemisión de 2020; y se encuentra además inmersa en una inercia inflacionaria ya más elevada que en aquellos años, y con un BCRA más debilitado. Esto explica que la baja demanda de pesos se mantenga retraída y las expectativas inflacionarias vuelvan a mostrar una marcada tendencia alcista.

Números

Transferencias Recibió el Tesoro Nacional del BCRA en la primera quincena (9 ruedas) de septiembre por un total de $200.000 millones

Por un total de $910.000 millones fueron realizadas en el año: el 63% de los envíos se hizo en los últimos dos meses y medio

Fuente: La Nación