La economía mundial sigue condicionada por el Covid-19

La inflación en la zona euro, la producción industrial en China y Brasil, el mercado de trabajo en EEUU y un esperado testimonio de Powell 

La semana pasada cerró con un dato alentador para la economía estadounidense porque el gasto de los consumidores trepó 8,2% en mayo con relación al mes anterior. Eso estaría indicando que hay una reactivación de la economía, aunque desde niveles muy bajos, pero muchos analistas creen que será difícil de sostener. La teoría de que habrá una recuperación de la actividad en forma de V, solo tiene adherentes la Casa Blanca. Por otra parte, en la gran mayoría de los estados del país, se asiste a un rebrote del coronavirus por lo cual, la reapertura de algunas actividades que estaba prevista en algunos lugares como Texas, se van a demorar.

En ese contexto, la recuperación de los indicadores económicos mostraría en julio una velocidad menor que en los meses precedentes. Estas noticias llegan en un momento muy delicado para Donald Trump porque faltan cuatro meses para las elecciones presidenciales. El promedio de las encuestas le otorga Joe Biden una ventaja de 10 puntos en la intención de voto. Y con dos agravantes para Trump: estaría perdiendo en los estados considerados decisivos y mermaría su apoyo entre los ciudadanos blancos mayores de 65 años que constituyen un segmento clave para asegurar el triunfo de cualquier candidato republicano. Durante los próximos días, entre los indicadores económicos más relevantes que se conocerán, se destacan los siguientes:

Lunes 29 El Banco Central de Brasil presentará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado quela semana pasada se mantuvieron bastante estables. También se conocerá la tasa de desempleo, que en la última medición se ubicó en 12,6%, y que viene subiendo de la mano de la caída del nivel de actividad.

Martes 30 El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, se presentarán ante los legisladores para referirse a las medidas que consideran necesarias para impulsar la economía en un contexto de pandemia. La tasa de inflación en la zona euro habría sido mínima durante junio. En China se publicará el indicador PMI de junio sobre la actividad industrial que mantendrá una tendencia alcista, pero menos intensa que la de abril y mayo.

Miércoles 1 El índice ISM mostrará que en junio hubo una mayor actividad industrial que en mayo en Estados Unidos, pero no hay consenso entre los analistas sobre si estará por encima de los 50 puntos que es el nivel que determina si un sector está en contracción. También se difundirán las actas de la última reunión de Fed que se realizó el 10 de junio y en la que no se introdujeron cambios en la estrategia monetaria. Se publicarán los datos del intercambio comercial de Brasil en junio que mostrarían un fuerte superávit en línea con un saldo favorable de US$ 52.500 millones que los analistas estiman para este año.

Jueves 2 Se publicarán los datos de junio del mercado laboral de Estados Unidos. Los analistas esperan un descenso en la tasa de desempleo que se ubicaría en 12%, mientras que en mayo fue de 13,3%. Luego del sorpresivo incremento de 2.500.000 de salarios pagados en mayo, se estima una suba de 3.000.000 en junio. De todas maneras, son cifras que están muy lejos de compensar la pérdida de 22.000.000 de empleos ocurrida entre marzo y abril. También se conocerán los pedidos de subsidios por desempleo en la semana que terminó el sábado 27, que habrían mantenido su tendencia descendente, pero seguirían en niveles muy altos en torno a 1.300.000.

Todos los datos que se conozcan dejarán en claro que al mercado de trabajo le llevará mucho tiempo volver a los niveles previos a la crisis. De todas maneras, todo estará condicionado a la evolución de la economía y los riegos de un rebrote del coronavirus en algunos estados. Por su parte, el Departamento de Comercio dará a conocer los números del intercambio comercial que mostrarían en mayo un desequilibrio mayor que el anotado en abril. La producción industrial en Brasil mostraría en mayo un retroceso interanual en torno al 30%.

Viernes 3 La consultora IHS Markit publicará el índice PMI compuesto de Brasil corresponde a junio, que seguirá en terreno negativo.

Fuente: El Economista