La economía del conocimiento busca su lugar en el mundo

La economía del conocimiento busca su lugar en el mundo

La participación del sector en las exportaciones del país cayó en el primer semestre del año. «Fuga de talentos» por la brecha cambiaria.

La economía bajo pandemia acentuó la modalidad del teletrabajo, la digitalización de las cadenas de valor, la necesidad de mayor análisis de datos en todos los sectores, la robotización, el comercio y el dinero electrónico, la telemedicina, la educación remota, las comunicaciones y el impacto transversal que las nuevas tecnologías tienen sobre la productividad del resto de las actividades públicas y privadas.

Una consecuencia directa de estos cambios es el crecimiento de las empresas vinculadas a la economía del conocimiento (EdC) en el comercio mundial. A fines de 2020 la exportación de servicios basados en conocimiento alcanzó un récord histórico de participación, con el 11,15% de las exportaciones totales, lo cual implica un fuerte incremento de 0,8 puntos para un solo año. Sin embargo, en el orden nacional no se verifica un crecimiento similar a la tendencia global, a pesar de que sector tiene un fuerte potencial y es reconocido internacionalmente.

Exportaciones Nacionales

La participación de la EdC en las exportaciones nacionales a junio de este año cayó al 8,2%, detalla un informe presentado por Argencom, la cámara que nuclea a las empresas del sector. Este valor está lejos del récord de participación que fue de 9,6% en diciembre de 2017, cuando las exportaciones alcanzaron a u$s 7.335 millones. Desde ese tope hubo diez trimestres consecutivos de caída, con una recuperación en el último trimestre, para llegar a un valor anual de u$s 5.776 millones al 30 de junio de este año.

Desde Argencom advierten que “la oportunidad para Argentina sigue abierta, ya que el mundo cada día demanda más servicios a las industrias del conocimiento”, pero encendieron una luz de alerta frente algunas particularidades que atraviesa el sector.

Brecha cambiaria

“Esta pérdida de participación es causada principalmente por el efecto en las exportaciones de la ampliación de la brecha cambiaria y la continuidad de la aplicación de los derechos de exportación sobre los servicios. De tal forma, en el último semestre el valor percibido por las ventas al exterior ha sufrido una detracción que osciló entre 70 y 85 pesos por dólar, lo que representa aproximadamente 45% del monto total facturado”, resalta el estudio Argenconomics, el informe anual que analiza los principales indicadores de rendimiento del sector en Argentina y en los países líderes.

Desde Argencom manifestaron que “esta notable pérdida de valor produce dos consecuencias graves: una significativa fuga de cerebros protagonizada por profesionales de nivel medio y alto que migran al mercado informal para cobrar sus servicios en “dólares libres”, y una fuga de empresas que ubican sus operaciones en países con mejores contextos normativos, cambiarios y tributarios, donde pueden percibir el valor pleno de sus exportaciones”.

El estudio advierte que la combinación del crecimiento global y el estancamiento nacional determinó que el share de Argentina en la exportación de servicios basados en conocimiento haya caído de 0,44% en 2010, a 0,27% en 2019, y a 0,25% en 2020.

Escenario

En el relevamiento, no obstante, se advierte que si bien en el último trimestre se registró una leve recuperación y se anunció el fin de los derechos a las exportaciones de servicios, aún quedan pendientes el tratamiento de factores determinantes para detener la fuga de talentos y empresas.

“Durante la pandemia se aceleró la demanda de servicios basados en conocimiento, cuyas exportaciones alcanzaron en 2020 el record histórico de participación en el comercio mundial. Pero Argentina sólo aprovecha marginalmente este escenario, ya que el crecimiento de la brecha cambiaria está afectando la capacidad competitiva de nuestros exportadores y fomenta la fuga de cerebros de todas las industrias del conocimiento”, analizó Sebastián Mocorrea, presidente de la institución.

Datos del INDEC

Vale aclarar que el informe muestra los datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sobre la evolución de las exportaciones argentinas hasta el segundo trimestre de este año, fecha que aun no reflejaba el nuevo marco normativo de la ley de economía del conocimiento, ni el anuncio de la futura caída de los derechos de exportación anunciada por el gobierno para 2022.

“La masificación del teletrabajo, unida al efecto nocivo de la brecha cambiaria, esta impactando seriamente el mercado de trabajo de las industrias del conocimiento que sufren a la fuga de talentos que optan por vender sus servicios a clientes en el exterior por fuera del mercado laboral regulado”, apuntó Luis Galeazzi, CEO de Argencom.

El segundo trimestre de 2021 fue el primero desde el año 2017, en que las exportaciones mostraron un salto interanual positivo, tendencia que aun no puede considerarse definitiva. Sin embargo, en el curso de este año 6 empresas originariamente argentinas han llegado a la categoría de unicornios, lo que demuestra la fecundidad del ecosistema y el talento de los profesionales. En el último año, a los 5 unicornios tradicionales se sumaron los casos de Vercel, Mural, Aleph, Bitfarms, Ualá y TiendaNube.

Argencom

Argencom advierte que la emergencia de unicornios demuestra no sólo la alta capacidad técnica y profesional de nuestros profesionales, sino también la disponibilidad de fondos globales que están en activa búsqueda de oportunidades para apalancar con capital de riesgo el desarrollo de nuevos negocios. Sin embargo, estas empresas han desarrollado su crecimiento principalmente fuera del mercado local, siendo más correcto denominarlos “unicornios de emprendedores argentinos”.

“Hay una pérdida de participación de la economía del conocimiento en el mercado mundial. Mala nota de las exportaciones argentinas, contradice de que el mercado argentino sigue siendo potente en cuanto a talentos y siguen apareciendo unicornios de base argentinos, de emprendedores y profesionales argentinos que nacen en Argentina pero crecen globales Pasamos de 5 a 11 unicornio, es un salto significativo”, detalló Galeazzi.

Son el tercer rubro

En rigor, puntualizó que las empresas de la economía del conocimiento siguen siendo el tercer rubro de exportación nacional y que “las expectativas siguen siendo positivas” pero se lamentó que el país “no está capitalizando una excelente ventana de oportunidades que ofrece hoy el mercado mundial” y mencionó el caso de países que sí lo están aprovechando.

Tal es el caso de países como Polonia, con similares características que Argentina, que en el período 2010-2020 sus exportaciones crecieron 146,7% mientras que las de Argentina en ese mismo lapso de tiempo sólo 13,8%. En lo que refiere a la variación 2019-2020 el alza para el país de Europa del Este fue de 9,1% y por estas latitudes cayó 7,5%.

Galeazzi mostró en detalle la situación de varios países de Europa del Este, ya que explicó cuentan con similares características de desarrollo que Argentina y no se tratan de países del llamado primer mundo. No obstante, también se expuso la situación de países de Latinoamérica y habló de Costa Rica. Este país creció 167,7% en una década y 4,5% el año pasado.

Exportaciones en Asia

Además, en el informe se mostraron los números de Asia y se explicó que sus exportaciones cayeron porque el teletrabajo agarró mal parados a estos países en conectividad y hubo un desplazamiento de la demanda a otras regiones.

“Hay países que están aprovechando muy bien la explosión de la economía del conocimiento. Acá importan las políticas que permiten atraer negocios a sus fronteras, los que más crecen tienen una política pública dedicada a la economía del conocimiento, en lo tributario, previsional”, dijo.

El CEO de Argencom se preguntó cuál es el potencial de la economía del conocimiento en Argentina y propuso mirar Polonia. “Es cinco veces mayor a lo que Argentina hoy exporta, puede ser el faro de lo que puede llegar a ser una explosión de la economía del conocimiento en Argentina”, resaltó.

Generaron normativas

Para Galeazzi mucho tiene que ver con que “los países que aprovecharon esta explosión generaron normativas, inversiones, para la atracción de empresas a sus territorios y desarrollaron programas específicos. “Y son países que tienen más estabilidad en su marco normativo, fiscal, laboral, nosotros sufrimos la inestabilidad, no podemos decir cuál es el valor del dólar en tres meses. Nuestras exportaciones hay que medirlas en dólares y esta inestabilidad es estructural. A pesar de estos problemas seguimos sosteniendo nuestras exportaciones y el talento argentino es altamente valorado en todo el mundo”, seañaló durante la presentación del informe con los números del sector.

Santiago Mignone, socio principal de PwC en Argentina, planteó que hay valorar que Argentina tienen un lugar de privilegio ya que comparte el uso horario de Estados Unidos, entre otros puntos. “Somos la Polonia de Europa, tenemos una relación on line con el principal comprador del mundo que no tienen Indonesia, ni China. En termino de volumen de gente y calidad de gente es muy bueno, se habla ingles”, resaltó.

Por su parte, Néstor Nocetti, fundador de Globant y vicepresidente de Argencom, agregó:

“Nos quedamos dormidos, todo esto evoluciona, la tecnología tiene ciclos de actualización que se mide en meses. Todos los meses sale algo nuevo que se aplica, inteligencia artificial, nuevas tecnologías que se aplican a vehículos, agricultura, medicina. Toda esta revolución tiene una velocidad enorme que el mundo quiere aprovechar. Polonia o como en su momento paso con Irlanda, Israel y antes con india lo están haciendo. Los diferentes países se posicionan para tomar ventaja de eso”.

Nocetti precisó que todo tiene que ver con “una visión de país”, no puede ser sólo un camino a recorrer por una empresa. Hay oportunidades que no se pueden desaprovechar, el sector está a tiempo.

Números Globales de un sector en expansion

La economía del conocimiento exporta u$s 5.776 millones y se mantiene como el tercer rubro en ventas externas en Argentina, detrás del complejo oleaginoso y cerealero. Actualmente ocupa a 436 mil profesionales, lo cual representa el 7% del empleo formal.

Producto de la pandemia, aumentó su participación en el comercio mundial y representa el 11,15% de las exportaciones totales.

Exportaciones

En Argentina la participación de las exportaciones a junio de este año cayó al 8,2%. Este valor está lejos del récord de participación que fue de 9,6% en diciembre de 2017, cuando las exportaciones alcanzaron a u$s 7.335 millones. Desde ese tope hubo diez trimestres consecutivos de caída, con una recuperación en el último trimestre, para llegar a un valor anual de u$s 5.776 millones al 30 de junio de este año.

La combinación del crecimiento global y el estancamiento nacional determinó que el share de Argentina en la exportación de servicios basados en conocimiento haya caído de 0,44% en 2010, a 0,27% en 2019, y a 0,25% en 2020.

Aún no se logró capturar el efecto de la operatividad de la ley de economía del conocimiento, mientras que la eliminación de los derechos de exportación a los servicios entrará en vigencia a partir de enero de 2022.

Fuente: Valor Local