La desocupación cayó al 7,2% y alcanzó su nivel más bajo desde 2003

El nivel de desocupación bajó al 7,2%, lo que representó una baja de cuatro décimas respecto de igual período de 2016, cuando se ubicó en 7,6%, y de 1,1 punto porcentual menos contra el tercer trimestre de 2017 (8,3%), informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). La cifra corresponde al cuarto trimestre de 2017.
En el análisis de los principales indicadores por zona geográfica, el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) reflejó el mayor índice de desocupación del país con un 8,4 por ciento de la población económicamente activa, con un pico de 9,2 por ciento en los partidos del conurbano, y un 5,9 por ciento en la ciudad de Buenos Aires.
El ente oficial de estadísticas agregó que “esta es la tasa de desempleo más baja desde que comenzó la serie en 2003. La tasa de ocupación fue 43%, 1,1 puntos respecto de un año atrás, al pasar de 41,9% al 43%, lo que representa el mayor incremento interanual desde que comenzó”.
La tasa de actividad también se incrementó de manera considerable al pasar de 45,3% en el cuarto trimestre de 2016 a 46,4% en el cuarto trimestre de 2017.
El desempleo, analiza La Nación, está lejos de dejar de ser un problema en la Argentina: en los 31 aglomerados urbanos analizados por el Indec aún hay 2.231.000 desempleados y subocupados (17,4% de la población económicamente activa). Extrapolado a la totalidad del país, esto arroja la cifra de 3,4 millones. Analistas consultados por el diario, hicieron hincapié en que es necesario analizar la calidad de esos nuevos empleos, ya que un mal que padece el mercado laboral local es su gran precarización. “Es algo que se arrastra desde 2009”, señaló Eduardo Donza, investigador del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA.
Fuente: Ámbito Financiero y La Nación / Foto Universidad de Cuyo