La cosecha de trigo se reduce y puede impulsar al dólar

La cosecha de trigo que inundó de liquidez el MULC podría comenzar a reducirse. La baja de la tasa en pesos comenzará lentamente a sentirse en el mercado. La tasa que pagan a los depositantes comenzará a recudirse, con los primeros depósitos venciendo.

Por Mariano Gorodisch

1)     La cosecha record triguera dejó un excedente de exportación que alcanzaría la suma de 11.5 millones de toneladas al menos, o un volumen de exportación en dólares de 2.4 mil millones, repartidos con 150 millones en Noviembre, 620 millones en diciembre, 900 millones en enero, 365 millones para febrero y el equivalente en Marzo. Durante Enero el trigo liquidaría entre 45 y 50 millones diarios representando entre el 10% o 15% del mercado. Esto en febrero cambiará y la ponderación se reducirá a menos del 5%. El BCRA encontró en los 50 millones diarios de compra el equilibrio, comprando el equivalente a esta liquidación, con esto alcanzo para que el dólar se mantuviera estable en precios durante los últimos 30 días.

2)     Pero en febrero no habrá una oferta estacional que permita compensar este faltante que rondaría entre los 350 y 400 millones, el equivalente a un día completo de operaciones. El maíz temprano no llega en la cantidad necesaria para abastecer hasta mitad de marzo, creándose una ventana de oportunidad para los dolarizados de ver al Peso acelerar un proceso de depreciación.

3)     “Esto nos obliga a ser cauteloso en estar posicionados 100% en Pesos, y lo recomendable es bajar exposición sin cerrarlas en su totalidad, a la espera de una volatilidad cambiaria que estimamos como mínimo igualará el costo de oportunidad de hacer tasa en pesos”, precisa un informe de research de Bull Market Brokers (BMB).

¿Qué variables son importantes en este momento? Según BMB:

1)     La cosecha de trigo que inundó de liquidez el MULC podría comenzar a reducirse en las próximas dos semanas. 

2)     La baja de la tasa en Pesos comenzará lentamente a sentirse en el mercado, por ahora el impacto es limitado porque los bancos no trasladaron a Badlar la fuerte reducción en Leliqs, pero es algo que ocurrirá en los próximos días. La tasa que pagan a los depositantes comenzará a recudirse a partir de la primera semana de febrero, con los primeros depósitos venciendo.

¿Por qué reducir exposición en Pesos?

El trigo pasará de liquidar 50 millones diarios a 25 millones o menos.

El dólar está en la franja inferior de lo acordado con el FMI, con una posibilidad de que permitan un mayor poder de compra en lugar de una reducción más agresiva de las tasas. Cañonero dejó en claro que la tasa real alta es clave para no solo combatir la inflación sino también sostener la demanda financiera de Pesos. La tasa real nos asegura que duplicará por mes a la inflación, dejándonos un piso de tasa real de al menos 15% anual.

En febrero ocurre una fuerte caída de la demanda real de pesos, principalmente porque la actividad económica aún sigue de vacaciones, el shock de demanda de pesos para turismo local ocurrió en enero y no hay demanda de pesos para el pago de grandes siembras

¿Cuál es la fortaleza de la Estrategia?

“El posicionarse nuevamente en dólares por las próximas seis semanas tiene como expectativa a favor la necesidad por acuerdo con el FMI de hacer subir el Dólar y alejarlo de la banda inferior, esto era difícil con la liquidación triguera, pero aflojando esta podrá hacerlo subir simplemente con un par de recompras más de dólares por licitación”, dice el paper de Bull Market.

¿Qué puede poner en Riesgo la Estrategia?

Una fuerte apreciación del Real y emergentes, el vínculo entre la moneda local y los de la región se incrementó considerablemente en los últimos meses, que se perdió parcialmente por el rol de la cosecha triguera.

¿Por qué el plazo objetivo?

Porque finaliza en las semanas en que aparece la cosecha gruesa.

¿Cómo operar la Estrategia?

Reducir sensiblemente posiciones en Pesos y buscar instrumentos en USD de corto plazo.

Midiendo las distancias entre lo acordado con el FMI y lo que opera mercado, en BMB aconsejan:

1)     No creemos que pueda darse un testeo de la banda intermedia en las próximas semanas, pero de ocurrir debe suceder previo a la cosecha gruesa que liquidará entre 130 y 150 millones diarios entre finales de marzo y principio de julio. Creemos que a partir del review con el fondo de la estrategia con el dólar, estabilizarán la banda inferior para no obligar al BCRA a realizar abultadas compras de dólares a partir de abril.  Iríamos a un escenario donde la franja inferior queda estable entorno a 40 durante cuatro meses.

2)     Para ir en búsqueda de la media del rango pactado se requerirían dos eventos, un shock en emergentes sumado una fuerte suba del riesgo soberano, en un ambiente donde la demanda de pesos se retraiga considerablemente. Esto último puede suceder por problemas estacionales con la demanda real de pesos, febrero es el mes más sensible por dominancia marcada de la falta de interés por Pesos.

¿Tendremos una cosecha que aleje el fantasma de la volatilidad cambiaria?

El 60% de la cosecha se paga dentro de los 30 días del embarque, especialmente en el caso de granel y harinas, pero en los aceites los pagos pueden adelantarse hasta 90 días. Esto se da principalmente en el caso de la soja y el girasol. Trigo y maíz por lo general se da dentro del mes de exportación.

La estructura de liquidación nos permite conocer cuándo habrá presión alcista o bajista en el dólar, principalmente en los meses de “vacío” y “siembra”.

Desde 2011 que la cosecha de trigo no impacta en el mercado de cambio como hoy, pero por el volumen de exportación estamos ante una cosecha que no tuvo igual en 25 años. Lo mismo ocurrirá con la soja y el maíz, principalmente con fuertes exportaciones a granel en soja, dado que China independiente de los acuerdos que llegue con Estados Unidos arreglo un cupo de aprovisionamiento argentino.

Febrero y mitad de marzo se perfilan como meses claves para una volatilidad cambiaria previa a la cosecha y a menos cuatro meses de estabilidad cambiaria. 

¿Conclusión? Para el inversor que busca instrumentos en dólares para pasar las próximas seis semanas la mejor alternativa es el AO20 o el hacer parking dolarizando la posición en cash esperando mejores precios de los activos en Pesos. Otra alternativa es la toma de posición en fondos que replican al Dólar A3500 (Mayorista) + Tasa de Interés en dólares, suscripto en pesos, como el MAF RENTA ARGENTINA, AXIS RENTA FIJA COBERTURA y el COHEN COBERTURA. No sugerimos ni posicionamiento en TENARIS ni PETROBRAS como cobertura de mayor riesgo.