La CNV aprobará el primer fondo cerrado digital de America Latina

La sociedad gerenta será Mercofond, comandada por Miguel Iribarne, de Arpenta, mientras el Banco de Valores será el agente colocador y custodio. Está destinado a inversores institucionales y compañías de seguro, ahora que ya no pueden invertir más en Lebac, y podrán comprar préstamos completos de hasta $ 250 millones.

“El dinero se utilizará para originar crédito a las pymes de hasta $ 2 millones a través de la plataforma de Afluenta. Vamos a lograr tasas más bajas que cualquier otro competidor, ya sea una fintech o un banco, ya que no tenemos margen de intermediación como sí tienen los
bancos, sino que somos una plataforma que conecta puntas, “anticipa su presidente, Alejandro Cosentino.

Subraya que la industria fintech tiene como premisa generar vehículos que conecte a los mercados públicos con las necesidades de las personas o de las empresas: “Eso va a complementar a la industria de servicios financieros, porque muchas veces los bancos no quieren financiar a los monotributistas o autónomos. Esos segmentos de pymes son los menos atendidos del sistema. Los que tienen un score crediticio bajo, de entre 500 y 600 puntos, pueden tener una mora de entre 18 y 20%. Pero hay algoritmos que permiten tener mayor precisión que los bureau de crédito que utilizan los bancos”.

Los fondos cerrados tienen la ventaja de no pagar impuesto a las ganancias y cotizar en el
mercado, ahora con la nueva Ley de Financiamiento Productivo. El tema es que hoy toda
la estructura Ceneveística está abocada a reglamentar esta nueva ley.

 

Fonde: El Cronista