La Ciudad tomará deuda por us$72 M para modernizar la ex cárcel de Caseros

Luego de que la Legislatura aprobara a fines de 2018 el traslado del Ministerio de Economía y Finanzas porteño a la exCárcel de Caseros, los diputados sancionaron con 35 votos positivos, 13 negativos y 5 abstenciones una iniciativa a través de la cual el Ejecutivo buscará obtener la autorización para contraer empréstitos hasta 72 millones de dólares para reurbanizar ese predio.

Así, la ciudad tomará deuda por 72 millones de dólares, normativa mediante que fue acompañada, por Vamos Juntos y el Partidos Socialista, mientras que UC, PTS, BP, FIT, AyL y PO la rechazaron. Por su parte, Evolución se abstuvo.

La medida sostiene que los empréstitos serán contraídos con el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional (FFFIR), Bancos de Desarrollo, Organismos Multilaterales de Crédito, Instituciones Financieras de Fomento de las Exportaciones, Instituciones Financieras Bilaterales de Desarrollo o cualquier otra institución financiera local o internacional. Además el plazo de amortización de será de un año.

La Ciudad tomará deuda por us$72 M para modernizar la ex cárcel de Caseros

Ese dinero también será utilizado para el financiamiento del plan de relocalizaciones, cuyo propósito será el traslado de las dependencias del Ministerio de Economía y Finanzas de la Ciudad y la nueva sede de la Administración General de Ingresos Públicos (AGIP) a ese mismo predio.

En los fundamentos de la medida que fue impulsada por el propio jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, se explica que este proyecto “atiende al objetivo de desarrollo de zonas postergadas de la Ciudad” y que a través del mismo “se procura revitalizar el área, al mismo tiempo que ayuda a descongestionar la zona céntrica de la Ciudad y eficientizar la gestión edilicia, como el funcionamiento de los organismos de Gobierno”.

Asimismo remarca que conforme al plan de relocalizaciones, “las acciones se orientan hacia la centralización administrativa del Gobierno, que comprende el diseño de las oficinas y apoyos complementarios, el equipamiento, la mudanza y los lineamientos de operación y mantenimiento del inmueble”.

De esta manera las obras se llevarán a cabo en la manzana comprendida entre las calles Pichincha, Pasco, Caseros y futura prolongación de la calle Rondeau.

Cabe recordar que de acuerdo a la norma aprobada por la Legislatura el Ejecutivo local debía construir dos nuevos edificios, uno para el Ministerio de Economía y Finanzas de la Ciudad y otro donde van a funcionar las oficinas centrales de la AGIP. Mientras que el Gobierno Nacional construirá en el mismo terreno un nuevo edificio para que el Archivo General de la Nación se mude de su actual ubicación en el Congreso.

La remodelación mantendrá la fachada y el anillo externo del actual edificio por ser considerado patrimonio histórico de la Ciudad. Los trabajos también incluyen la generación de un nuevo espacio público en toda el área central y en el perímetro de los edificios de gobierno. Además, la iniciativa también contempla la apertura al tránsito de la calle Rondeau, que servirá como conexión entre el nuevo edificio y la futura sede del Archivo General de la Nación.

La Ciudad tomará deuda por us$72 M para modernizar la ex cárcel de Caseros

Al respecto de la medida la presidenta de la Comisión de Presupuesto, Paula Villalba (VJ), manifestó que “se suma a los proyectos ya ejecutados en pos del desarrollo de la zona sur de la Ciudad y a la centralización administrativa del Gobierno, iniciada durante la gestión de Mauricio Macri y continuada por Horacio Rodríguez Larreta” y destacó que “las reparticiones a relocalizar hasta el 2023 están definidas, al igual que la política de austeridad para evitar gastos innecesarios y fundamentalmente, la necesidad de ofrecer mejores y más cómodos espacios a los trabajadores”.

Por su parte, Laura Marrone (FIT) manifestó que “nos gusta pensar que ese edificio pueda ser rediseñado, no me disgusta el proyecto desde el punto de vista arquitectónico pero el problema es que el Gobierno quiere hacerlo con la toma de deuda por 72 millones de dólares” e insistió en que no están “de acuerdo en que la obra pública se financie de esta manera, la prioridad ahora deberían ser la construcción de escuelas y jardines, no el traslado del Ministerio”.

Además el kirchnerista Javier Andrade (UC) explicó que “la preocupación nuestra tiene que ver con el endeudamiento de la Ciudad de Buenos Aires, Larreta llevó el pago de los intereses de la deuda al 8% del Presupuesto 2019. Esta no es una prioridad para la Ciudad, no nos parece mal la obra porque va a poner en valor al barrio”.

Mientras que María Rosa Muiños (BP) sentenció que “el proyecto se presenta como solución a un problema de Gobierno, pero para eso nos proponen una nueva toma de deuda para los porteños. No ponemos en duda la necesidad de desarrollo de la zona sur y de la puesta en valor del entorno de la zona de la exCárcel, pero el problema sigue siendo el orden de las prioridades”.

Fuente: Parlamentario