La bolsa de EEUU volverá a vencer a la de Europa en la segunda parte del año

Los expertos no recuerdan un año de incertidumbre como el actual. Se ha vuelto un imposible tomar con certeza previsiones que cambian de una semana a otra según avanza la pandemia por Covid-19 que arrancó en China y que se ha ido moviendo paulatinamente hacia el Viejo Oeste sin una sola pausa en el camino. Aunque, a día de hoy, el epicentro del virus se localice en EEUU y América Latina -sobre todo en Brasil, Perú y Argentina-, los analistas consultados se siguen decantando por un mejor comportamiento de la bolsa estadounidense en la segunda mitad del año frente a la renta variable europea. Creen que el impacto del coronavirus en el país que preside Donald Trump es un gran riesgo, como también lo es el resultado que salga de las elecciones americanas del próximo 3 de noviembre, para las que las encuentas preliminares dan como vencedor al demócrata Joe Biden.

elEconomista ha elaborado una encuesta con la participación de 22 casas de análisis y gestoras de fondos a este y al otro lado del Atlántico. El resultado es claro en favor de Wall Street. Un 59% de los encuestados considera que la bolsa de EEUU se comportará mejor en lo que queda de año frente al 41% de quienes se decantan por Europa. Según las previsiones oficiales de los dos bancos centrales, el Producto Interior Bruto de EEUU se contraerá este año un 6,5%, frente al 8,7% que se espera que lo haga en el PIB de la eurozona. De cara a 2021 la recuperación será similar, con avances del 5% según prevé la Reserva Federal americana y el 5,2% de la estimación publicada por el Banco Central Europeo. En 2022, el crecimiento será también parejo: un 3,5% en EEUU y un 3,3% en la zona euro.

El Stoxx 600 cedió en el primer semestre un 13,3%; un 13,6% lo hizo el EuroStoxx 50 frente al 4,15% del S&P 500. No obstante, según Bloomberg, su precio objetivo está en los 3.330 enteros, un 6,3% por encima; frente al recorrido del 5,2% de los índices europeos. “Siempre hemos creído que las bolsas americanas habían corrido mucho en los últimos cinco años frente a las europeas”, pero “con la pandemia en el foco, y salvo que haya vacuna, miles de americanos seguirán muriendo y ésta es la mayor preocupación de los inversores”, asegura Jaime Tassara, analista de Tradition.

Razones para preferir EEUU

“El S&P 500 en euros cerró el primer semestre del año con caídas del 4% erigiéndose como el mercado que más ha recuperado desde los mínimos alcanzados en marzo. Europa (Stoxx 600 como representante de las bolsas europeas), cerró con pérdidas de doble dígito (-13%) con un proceso de desescalada más avanzado y también con una política monetaria y fiscal agresivas respecto a la crisis financiera anterior, ha supuesto un claro cambio de tendencia, aunque más paulatina que la estadounidense”, destacan en Finizens que se decantan por EEUU.

Y así lo creen también el 59% de las firmas de análisis encuestadas que se inclinan por la renta variable estadounidense de cara al segundo semestre. “Desde nuestro punto de vista, la bolsa de EEUU sigue teniendo mayor potencial que la europea”, destacan desde Dif Broker. Sobre los niveles actuales de cotización, el departamento de Análisis de Bankinter considera que el S&P 500 podría finalizar el año un 13% por encima de donde está ahora, en los 3.449 puntos para el S&P 500, con la posibilidad, además, de “estímulos fiscales”, anunciado por Donald Trump cuando ganó en las elecciones de 2016 y que se han quedado aparcados en un cajón desde entonces. Esperan “un crecimiento de BPAs (beneficio por acción) medio del 6,5%” de 2021 a 2019. “Tenemos una segunda parte del año con potenciales moderados, aunque en el siglo XXI un potencial del 15% sigue siendo atractivo para la bolsa americana en un contexto de tipos 0%”, apunta Ramón Forcada, director de análisis de la firma.

¿Qué razones señalan los expertos para preferir EEUU? “Para la segunda parte del año creemos que la bolsa estadounidense todavía podría ofrecer mejores oportunidades de retorno con respecto a la europea, dada la mayor exposición a las empresas growth (crecimiento)”, destacan desde Eurizon. Desde Buy&Hold optan también por América. “Aunque cotice a múltiplos más altos, el peso de los sectores con mayor crecimiento, como el tecnológico o farmacéutico es mayor, sectores que además no se ven perjudicados por el coronavirus, sino más bien, beneficiados”, aseguran.

Ahora bien, la cuestión sobre si la bolsa de Wall Street cotiza a múltiplos elevados causa división. “Evidentemente, la bolsa americana está más cara, pero también es verdad que por su composición se ha resentido menos”, apunta Ignacio Cantos, de atl Capital. “Si descuentas la tecnología estarías cotizando a los mismos múltiplos que Europa con caídas de beneficios muy similares. Es verdad que en el mes de junio lo ha hecho un poco mejor Europa, pero EEUU lo ha hecho mucho mejor en el trimestre”.

Cecabank: “Los inversores de EEUU no han tenido tanta fe en que lo peor ya ha pasado”

En este sentido, desde M&G Valores recuerdan que “ahora es muy difícil afinar con las valoraciones. La clave es ver dónde situamos el beneficio normal los próximos años, asumiendo que volveremos hacia niveles anteriores a la crisis. Las bolsas están relativamente caras, pero esto se justifica por el nivel de los tipos de interés, una característica habitual los últimos años. No veo las bolsas excesivamente sobrevaloradas, salvo que se llegue a una situación de deflación, algo que no creo que suceda”, apunta Nicolás López.

“Los beneficios 2021 de las compañías americanas serán ya algo superiores a los de 2019, pero no así los de las europeas. Por eso, entre otras razones, Wall Street no está sobrevalorado. Y por eso nuestra estrategia sigue centrada en el mercado americano. La capacidad para generar beneficios lo es casi todo en una valoración. Pero avanzará mucho más despacio en el segundo semestre. Las incertidumbres clave son el virus y las elecciones americanas del 3 de noviembre”, aseguran los expertos de Bankinter.

Un ‘viejo’ continente

La valoración que hacen de Europa los expertos está revelando el elefante en la sala que lleva años -y del que nadie quiere hablar- es la falta de innovación y de liderazgo de la Unión Europea en el mundo. El peso del sector tecnológico es muy inferior en la Unión Europea y esto contrasta con los máximos históricos a los que han llevado las grandes firmas americanas-Apple, Google, Facebook y un largo etcétera- al índice Nasdaq.

“Esta subida de los índices americanos se produce con una participación asombrosamente baja de grandes inversores que no han tenido tanta fe como el inversor de a pie en que lo peor había pasado en EEUU. Por ello creemos que la bolsa en Europa a un ritmo más pausado y, especialmente, tras la aprobación del Fondo de Recuperación, mostrará un comportamiento mejor en el semestre, a pesar de que EEUU mantiene una alta ponderación en empresas como Facebook, Amazon o Netflix, con marcado carácter defensivo en caso de confinamientos de la población”, apuntan en Cecabank.

En este sentido, desde Banco Sabadell creen que esta vez “los bancos centrales han reaccionado antes y de forma más contundente que en 2008; y los estados también”, incluyendo a Europa. ¿Y esto qué implica? Los analistas recuerdan que aquellos países “con mayores estímulos” en la crisis financiera de 2008, como EEUU -donde las ayudas supusieron el equivalente al 7% del PIB- “salieron más rápido de la recesión” que otros, como Europa, donde representaron el 1,5%.

Esta vez, el espaldarazo de la eurozona es muy superior, entre líneas de crédito y el Fondo Europeo de Recuperación. Alemania tiene comprometida una inversión de más del 30% de su economía; Italia, por encima del 25% y España, de más del 20%. Entre el 10% y el 20% figuran países como Japón, Francia, Reino Unido, Singapur y EEUU; y por debajo del 10% otros como Portugal y Brasil, según datos recopilados por Banco Sabadell. Además, como señalan desde RentaMarkets, “por primera vez existe un consenso a nivel comunitario que puede redundar en consensos políticos en cada país que favorezcan la recuperación”, dejando atrás, aparentemente, las dos Europas.

Renta 4: “Es evidente que las firmas americanas están más ajustadas por valoración”

Considerando, por tanto, que esta vez sí se ha preparado financieramente para hacer frente a la crisis, Natalia Aguirre, directora de Análisis de Renta 4, pone el foco en las valoraciones. “En las caídas desde máximos de febrero a mínimos de marzo ambos mercados se dejaron entre un 35% y 40% Luego, el S&P recuperó un 40% y el EuroStoxx un 24%. Es evidente que en términos de valoraciones, las americanas están más ajustadas, con un PER a 24 meses de 19 veces en su caso, frente a las 16 veces del EuroStoxx”, afirma.

En este sentido, desde Amundi insisten en que la renta variable europea cotiza con descuentos por valoración sobre EEUU y sobre su media histórica, pero confían en la recuperación del ciclo ya que””Europa, con una mayor proporción de compartimentos económicamente sensibles a los cambios de ciclo, se beneficiará” de ello. “Las medidas, tanto monetarias como fiscales, van a ser un fuerte catalizador para la recuperación de los beneficios empresariales para una economía exportadora y cuyo principal cliente, China, está recuperándose con fuerza”, continúan en MCH Investment Strategies.

Buy&Hold: “Aunque la Bolsa de EEUU cotice a múltiplos más altos, el peso de sectores de crecimiento es mayor”

Pero falta un elemento más a considerar. Trump ha vuelto a abrir el melón de la guerra comercial, como señalan desde Dunas Capital, hace un par de semanas, aunque lleva años alentándolo. “El proceso de desaceleración de la globalización que se inició con la Administración Trump, pero se está acelerando por la pandemia, tendrá un impacto no despreciable en el medio y largo plazo, y la bolsa de EEUU puede verse más afectada que Europa”, concluyen.

¿Y qué hay de España?

El Ibex tiene una situación algo más delicada que las bolsas core europeas o Wall Street. A cierre del primer semestre su caída fue del 23,3%, 10 puntos porcentuales más que el EuroStoxx 50. El consenso recogido por Bloomberg que su potencial es el doble que el del índice europeo, a doce meses vista, hasta el 10,6% sobre los 8.190 enteros. Desde Bankinter creen que cerrará el año en los 7.457.

El problema diferencial para la bolsa española es Latinoamérica y el peso bancario en la bolsa. “Todavía no han pasado allí el pico de la pandemia, con una mala gestión de la crisis en las principales economías -como Brasil-. Somos los peores con Italia y con Francia ante la evolución que se espera del PIB para este año. Pero además, tenemos pocas compañías de consumo, pocas farmacéuticas y poca tecnología. No tenemos ni la mejor composición de PIB, ni de índice, ni la mejor exposición geográfica”, señalan en Renta 4 que, una vez, más apuestan por ser muy selectivos con las compañías.

“La única vía de ver mejor a España es que los bancos den una sorpresa positiva: que la mora [el próximo año] sea menor a la que el mercado está descontando”, señalan en atlCapital.

Fuente: El Economista Es