La automatización y la inteligencia artificial llegarán a 14 de cada 100 empleos

Un informe de la Ocde (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) presentado ayer envió una dura advertencia, que obligará al sector empresarial a repensar sus estrategias de contratación laboral.

‘El futuro del trabajo’

Es el nombre dele studio que reveló que, 14 de cada 100 empleos en los países miembro de la organización corren el riesgo de desaparecer debido a la automatización y a la inteligencia artificial. Del mismo modo, 32 de cada 100 funciones, sufrirán cambios profundos en 20 años.

“Las nuevas tecnologías son disruptivas en el mercado laboral y hacen parte de nuestra vida cotidiana. Los beneficios del Blockchain y la inteligencia artificial toman, de manera silenciosa, más protagonismo y reconfiguran el mercado laboral”, indicó Ángel Gurría, secretario general de la Ocde.

Los trabajos que corren mayor riesgo son los que requieren habilidades medias para su desempeño. La Ocde explicó, según reza el informe, que “es improbable una contracción sustancial del empleo como resultado de la digitalización y la globalización. Las fuerzas en juego no solo destruyen trabajos, también los crean y los transforman. Históricamente, los efectos netos de las principales revoluciones tecnológicas en el empleo han sido positivos, y hay pocos signos de que esta tendencia cambie radicalmente en los próximos años”.

Un Paso a la desigualdad

El informe también destacó que este fenómeno es un paso a la desigualdad, pues no todas las personas tienen conocimientos básicos sobre cómo operar las nuevas tecnologías, lo que les impide aprovechar nuevas oportunidades. “La falta de habilidades ha obligado a muchos a permanecer en trabajos con pagos precarios sin garantías de protección social”, añadió Gurría.

Entre los países miembro de la Ocde, seis de cada diez trabajadores no tienen las habilidades técnicas para su empleo, incluyendo a los nativos digitales, quienes, a pesar de haber nacido con las nuevas tecnologías, no recibieron la suficiente capacitación para manipularla. El problema se extiende al sector informal. Según una encuesta realizada por la Ocde, la mitad de los trabajadores autónomos no tendrá ingreso fijo asegurado después de su retiro. Además, uno de cada nueve tiene contratos temporales al no tener las habilidades que piden empresas formales.

Los países con mayores riesgos

El país más afectado, de los del grupo Ocde, es Eslovaquia, donde 33 de cada 100 empleos podrían automatizarse en 2050. Esto se traduce en 66 millones de vacantes para las máquinas. Le siguen Eslovenia y Grecia, con casi 25%, es decir, un cuarto de los empleos afectados. La mayor penetración de las tecnologías es por los servicios que prestan.

Chile, como único representante latino, tiene 21 de cada 100 empleos amenazados y 31 en una centena tendrá cambios.

La República, Colombia