La apuesta de Alberto Fernández con Emmanuel Macron

El Presidente almuerza el miércoles con su par francés y también se reunirá con organismos de Derechos Humanos. La primera dama tendrá agenda propia.

Alberto Fernández saluda a Macron, presidente de Francia durante su encuentro en Jerusalén.

Alberto Fernández llegó a su última escala de su gira en Europa. El Presidente arribó a París este martes, antes de la medianoche, proveniente de Madrid, donde cosechó el apoyo del presidente del Gobierno español Pedro Sánchez. Este miércoles se reunirá con el presidente francés Emmanuel Macron en el Palacio del Elíseo. Permanecerá en la capital francesa casi 48 horas antes de regresar a Buenos Aires.

Confiado, después de las citas con, además del Papa, los principales líderes europeos -el primer ministro italiano Giuseppe Conte, la canciller alemana​ y Sánchez- Fernández viene a buscar en París lo mismo que en las otras capitales: apoyo en la negociación con el FMI y respaldo de los países de la UE que más invierten en la Argentina.

El jefe de Estado argentino todavía recuerda con satisfacción el primer contacto telefónico con Macron. El canciller Felipe Solá​ cita de memoria la fecha en la que el mandatario francés llamó a Fernández para felicitarlo por su victoria en las elecciones: el 9 de noviembre. “Fue una charla estupenda”, supo recordarla el Presidente en la intimidad de esta gira. Los dos presidentes se conocieron personalmente recientemente en Jerusalén, durante el Foro Mundial para conmemorar los 75 años del Holocausto.

En la delegación argentina enfatizaban que Macron -que es aliado, pero competidor de Merkel en la carrera por el liderazgo de la Unión Europea- amplió el tiempo de la visita luego de que la canciller alemana confirmara la invitación a Fernández. Francia ostenta una cuota del 5 por ciento en el directorio del Fondo Monetario.

Macron podría reclamarle al Presidente la flexibilización del control cambiario para que las empresas francesas puedan girar utilidades; un tema que el propio mandatario argentino se ocupó de calificar como “un problema necesario, por ahora” en sus escalas previas y en contactos con empresarios.

El acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, que Francia rechaza y -sobre el cual el Presidente tiene reparos- también estará arriba de la mesa. Fernández, como lo explicitó ante Merkel, también tiene cuestionamientos sobre el modo de implementación. Macron, además, pedirá ratificar el compromiso de la cumbre contra el cambio climático que la Argentina suscribió en 2015, en esta ciudad.

Fernández lleva a la reunión con su par francés el resumen de la deuda argentina -US$ 2 mil millones- con el Club de París, que el ministro de Economía le llevó a Berlín, antes de partir a Roma, donde se encontró con la titular del FMI, Kristalina Georgieva

Por motivos distintos Fernández y Macron, además, tienen roces con el mismo presidente: el brasileño Jair Bolsonaro.

De la recepción en el Elíseo, que incluye un almuerzo, participarían las primeras damas de ambos países y personalidades argentinas residentes en París: los artistas Julio Le Parc y Mario Gurfein y el diseñador Pablo Reinoso, entre otros.

Reuniones con empresarios, intelectuales y organismos de Derechos Humanos

Por la mañana, antes de su encuentro con Macron, el Presidente participa de un desayuno con empresarios en la embajada argentina También hay pedidos de directivos de algunas de las compañías más importantes que invierten en la Argentina para reunirse a solas con el Presidente.

Hasta ahora, el único encuentro bilateral confirmado es el del jueves por la mañana, con la CEO del gigante metalúrgico y minero ErametChristel Bories. En Francia, como en Italia y Alemania, hay interés por el litio que se produce en el Norte argentino.

Antes de llegar al Elíseo, Fernández descubrirá una placa conmemorativa en la embajada y saludará al personal de la sede diplomática. Más tarde, se reúne con el economista francés Thomas Piketty, una voz popular y disonante, con fuertes críticas al actual modelo económico imperante en Europa. El encuentro es en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales, que dirige el intelectual. 

Al culminar su visita a la sede del gobierno francés, el Presidente tiene previsto un encuentro con el director de la Casa de América latina, el ensayista francés y afiliado al socialismo local Alain Rouquié.

Una hora después, el Presidente brindará su primera entrevista a un medio europeo en toda la gira. En el Instituto de Estudios Políticos de París Sciences Po, hablará con el canal de la Universidad. Luego, brindará una charla ante estudiantes sobre le futuro de las relaciones entre Europa y América latina, desde la perspectiva argentina. En la comitiva destacaron que la convocatoria fue tan exitosa que se utilizará el auditorio más grande de la prestigiosa casa de estudios.

El jueves por la mañana, también participará de un encuentro con familiares de víctimas de la última dictadura que residen en París, tal como hizo en Jerusalén y en Roma.

Fuentes diplomáticas en esta ciudad, afirmaban que el chileno Marco Enriquez Ominami, residente en París y amigo del Presidente, colaboró en el armado de la agenda de Fernández. Cerca del mandatario negaron la participación del fundador del Grupo de Puebla. 

La delegación argentina, a la que se sumó el diputado Eduardo Valdés en Madrid, se hospedará el Hotel Regina, en el IX distrito de París, a escasos metros del Museo del Louvre y del río Sena.

La agenda de la primera dama

La primera dama Fabiola Yañez también tiene agenda propia, como en el resto de las ciudades; aunque esta vez tendrá un perfil más alto. Participará del almuerzo en el Elíseo y visitará la sede central de la UNESCO, donde será recibida por el director general adjunto del organismo Xing Qu, ex presidente del Instituto de Estudios Internacionales en el ministerio de Relaciones Exteriores de China. 

Antes , está previsto que visite junto a Brigitte Macron una muestra de arte en el Museo d´Orsay, uno de los más espectaculares de esta ciudad. 

Se desecharon otras tres opciones: una exposición de Leonardo, en el Louvre (que cerraba este lunes); otra de Toulouse-Lautrec en el Grand Palais y una de El Greco, en el Petit Palais.

Hasta ahora la gira fue un 10, por no decir un 11”, sostuvieron cerca del mandatario tras la reunión con Merkel . Después de Madrid, falta el último paso.

Fuente: Clarín