La actividad económica volvió a terreno negativo en marzo

Según el último informe de IERAL, Fundación Mediterránea, la actividad económica volvió a terreno negativo en el mes de marzo, junto con la aceleración de la inflación y la suba en el tipo de cambio. Las mediciones en términos desestacionalizados arrojaron variaciones negativas y también se observaron fuertes caídas en términos interanuales en los principales sectores económicos. Acá algunos gráficos destacados a tener en cuenta:

1.- El índice de actividad

En el informe publicado por Ferreres registró una caída de 7,7% interanual en marzo, cerrando el primer trimestre del año con una contracción de 6,6% anual. Por su parte, la medición desestacionalizada contra febrero marcó un retroceso de 0,7% mensual.

2.- El Índice de Producción Industrial Manufacturero (IPI)

Según el INDEC registró en marzo una contracción de 13,4% interanual. En el promedio del primer trimestre del año, la actividad del sector cayó 11,1% respecto del primer trimestre de 2018. Asimismo, si se toma la medición del índice en términos desestacionalizados, se tiene que la producción manufacturera cayó 4,3% mensual en marzo.

3.- La Actividad de la Construcción registró en marzo una caída de 12,3% interanual

La medición en términos desestacionalizados volvió a terreno negativo, con -3,5% respecto del mes anterior, luego de los datos positivos de enero (+4,8% mensual) y febrero (8,6%). Este indicador publicado por el INDEC, que muestra la evolución de la demanda de un conjunto de insumos del sector, acumula una contracción de 11,3% interanual en el primer trimestre del año.

4.- La recaudación fiscal

Otro indicador interesante relacionado con la actividad económica es la recaudación fiscal vinculada al mercado interno (IVA, aranceles de importación, combustibles, créditos y débitos, aportes personales). En abril, estos ingresos tributarios marcaron una suba de 41,5% interanual en términos nominales, por encima de las variaciones de los últimos meses cercanas al 35% anual pero aún por debajo de la inflación acumulada de doce meses (56,5% anual considerando una estimación para abril). Así, la recaudación impositiva asociada al mercado interno marcó una caída en términos reales de 9,5% interanual en abril, menor a las caídas de los últimos trimestres (-7% en el cuarto trimestre de 2018 y -10,9% en el primer trimestre de 2019). Habrá que esperar los datos de mayo, para ver si se confirma la mejora de este indicador.