Kon, CEO del Galicia : “A partir del segundo trimestre vamos a empezar a ver el inicio de una recuperación lenta y progresiva”

Por Mariano Jaimovich

Las diversas problemáticas tanto de la economía como del sector financiero fueron abordadas por Fabián Kon, CEO de Banco Galicia, en una charla con BANK MAGAZINE.

El optimismo por la salida de la crisis y el gran potencial que tiene el negocio bancario en Argentina, comparado al nivel de crecimiento que alcanzó el rubro en otros países de la región, fueron temas ineludibles.  

-¿Cuáles son las perspectivas para este año electoral?

-Cómo toda vez que hay elecciones presidenciales, en 2019 vamos a ver un nivel de volatilidad mayor al habitual. Creo que va a ser un año de transición, en el que a partir del segundo trimestre vamos a empezar a ver el inicio de una recuperación lenta y progresiva, que nos permitirá volver a una senda de crecimiento sostenido.

-¿Cómo piensa que puede impactar este contexto en el sector financiero?

-En cuanto al sector, el potencial de crecimiento es muy significativo. Los ratios de penetración financiera son los más bajos de todos los países de la región o incluso si los comparamos con nuestra propia historia, y creemos que podrían duplicarse en el término de 4 o 5 años.

Para lograr esto es esencial que se normalice el contexto macroeconómico, que logremos consolidar una estabilidad que posibilite resguardar el valor de nuestra moneda y su función como medio de ahorro, junto con un marco de previsibilidad que permita el desarrollo de una visión de más largo plazo.

Si se dan estas condiciones, con la inflación en una senda descendente y el mercado de cambios bajo control, al mismo tiempo que logramos reactivar la economía y cumplir con el objetivo de déficit primario cero, deberíamos ver una reducción sostenida de las tasas de interés, que es lo que finalmente va a volver a dar impulso a la demanda de crédito para inversión y consumo, iniciando así el círculo virtuoso que haría posible un desarrollo sostenible.

-¿De qué manera afecta su negocio este período de recesión económica e inestabilidad política?

-El sector financiero argentino está habituado a entornos altamente volátiles y a condiciones cambiantes, lo que nos permite un ajuste muy rápido del manejo de las variables que afectan a nuestro negocio.

A pesar de atravesar períodos turbulentos, el sistema financiero logró sostener sus buenos niveles de solvencia, liquidez y, aunque con algo de deterioro, de la calidad de cartera, esperando recuperar el crecimiento de volúmenes en términos reales durante la segunda mitad del año y su consolidación a partir de 2020.

-¿Cuáles son sus planes de crecimiento y consolidación en este 2019?

-En cuanto a Banco Galicia, nosotros orientamos nuestro trabajo hacia una estrategia focalizada en la experiencia de nuestros clientes, en la eficiencia y en el crecimiento.

Con la atención en estos aspectos, desarrollamos nuestra actividad en un sistema financiero con elevados niveles de competencia, a lo que se suma la amenaza que constituyen los cada vez más rápidos avances tecnológicos y la irrupción de las fintech, principalmente en lo que se refiere a medios de pago.

-¿Con qué estrategias proyectan afrontar estos cambios tecnológicos y de competencia que sufre el sector?

-Para continuar liderando el mercado, seguimos invirtiendo en la transformación digital, proceso que comenzamos hace varios años. Inicialmente, nos orientamos a los procesos del front-end, que permiten a los clientes transaccionar con el Banco, como los sitios de Internet para individuos y empresas y las aplicaciones para celulares, incorporando funcionalidades y su usabilidad.

Luego se sumaron otras inversiones vinculadas con el back-end, que involucran la simplificación y agilización de procesos internos, a efectos de mejorar la eficiencia y a dar respuestas más rápidas a los requerimientos de nuestros clientes.

Adicionalmente, incorporamos tecnología de inteligencia comercial, para comprender mejor sus hábitos y llegar a ellos con ofertas más personalizadas y acordes con sus necesidades. –