Junio: salto en fideicomisos y fuerte caída de las emisiones de ON

Se colocaron $2.792 millones el mes pasado, el mayor monto desde febrero. La contracara fue una fuerte caída de las emisiones de obligaciones negociables.

Con un salto mensual de 94%, el financiamiento de las empresas a través de fideicomisos financieros (FF) retornó en junio a niveles previos a la cuarentena. La emisión de obligaciones negociables, sin embargo, registró una fuerte caída luego de la disparada de mayo, mientras que los cheques de pago diferido -el instrumento elegido por las pymes para obtener fondos del mercado de capitales- continuaron en ascenso y marcaron un nuevo pico en la serie histórica

La colocación de fideicomisos financieros alcanzó los $2.792 millones en junio, el nivel más alto desde febrero de este año, antes del aislamiento social obligatorio determinado por el Gobierno para aplanar la curva de contagios de coronavirus en el país.

El total emitido en estos instrumentos en junio representó un incremento en términos de volumen de 94% respecto de mayo, cuando apenas había llegado a $1.441 millones. En función a los montos emitidos el mes pasado, la evolución interanual arroja una disminución de 20%, según señala un informe publicado por First Capital Group.

Según indica el estudio, la tasa de corte informada para los bonos senior en pesos promedió el 28,5%, lo que representa una disminución de 599 puntos básicos en relación a mayo. Es decir que las empresas pudieron financiarse a través del mercado de capitales a menores costos que el mes previo.

Del lado de los inversores también se registraron mejores condiciones que en mayo. “El rendimiento esperado del título, es decir considerando la tasa de corte informada y la Tasa Badlar informada en el día de la colocación, para los bonos senior promedió 36,7%, un aumento de 222 puntos básicos respecto al mes anterior. De este modo, el spread sobre la Tasa Badlar fue de 2%.”, explicó Cristian Traut, Gerente de First Capital Group.

En total se colocaron 10 fideicomisos financieros en junio (en mayo habían sido sólo 3), y dos de ellos fueron en dólares, por USD 9,8 millones, con una tasa real promedio de 6,8%.

Los datos del mes pasado muestran que la gran mayoría de las emisiones corporativas fueron de corto plazo, en un contexto de gran incertidumbre a causa de la crisis económica generada a raíz de la pandemia de Covid-19.

En el caso de los fideicomisos financieros en pesos a tasa variable, el 83% de las colocaciones se realizó con una duration inferior a los 5 meses y el 17% restante se ubicó en el rango de 5 a 10 meses. No se registraron emisiones por encima de los 10 meses, según destacaron desde First.

La contracara de este importante alza en los montos emitidos en FF fue una fuerte caída en los volúmenes colocados en Obligaciones Negociables. El total de ON alcanzó en junio los $32.135 millones, muy por debajo de los $60.745 millones informados por la Comisión Nacional de Valores en mayo, que habían implicado un alza interanual de 586%.

En tanto, el volumen nominal negociado de Cheques de Pago Diferido (CPD) en junio llegó a $18.620 millones, lo que significó un incremento interanual de 115% y un alza de 28% respecto a mayo, además de un pico en la serie histórica de negociación.

Fuente: BAE