Israel ataca Irán y provoca un aumento en los precios del petróleo

Israel ataca Irán y provoca un aumento en los precios del petróleo

Descubre cómo el reciente ataque de Israel a Irán ha influido en los mercados globales y los precios del petróleo.

Los mercados globales están experimentando una inestabilidad significativa debido a un ataque de Israel a Irán, lo que ha provocado un aumento del 3% en los precios del petróleo.

Volatilidad en los mercados de petróleo

Los mercados se despertaron el viernes con una tormenta geopolítica, el tercer capítulo de la tensión reciente entre Israel e Irán. Los medios estadounidenses fueron los primeros en informar que el gobierno israelí había ejecutado un ataque nocturno con misiles contra territorio iraní.

La mayor inestabilidad en los mercados se apreció en el petróleo, con el Brent, de referencia en Europa, y el WTI, de referencia en EE. UU., llegando a dispararse puntualmente más de un 3% para después aflojar al entorno del 1%.

Las bolsas asiáticas han cotizado con bajadas de hasta el 3%, mientras en Europa, las bolsas se mueven con pérdidas del 1%. Como es habitual en jornadas de inestabilidad, los inversores se refugian en activos como el oro y el yen.

Los inversores también se lanzan a por los bonos estadounidenses. El de la referencia a dos años ha llegado a alcanzar el 5%, algo que no se veía desde mediados del pasado mes de noviembre.

Crece la demanda de activos seguros

Este ataque de Israel a Irán es el último de una serie de conflictos que han afectado a los mercados globales. La tensión geopolítica entre estos dos países ha aumentado en los últimos años, lo que ha llevado a una mayor volatilidad en los mercados financieros. Los inversores suelen buscar refugio en activos seguros como el oro y el yen en tiempos de incertidumbre, lo que puede explicar el aumento en la demanda de estos activos.

Además, el aumento en los precios del petróleo puede tener un impacto significativo en la economía global, ya que puede aumentar los costos de energía para las empresas y los consumidores. Esto podría llevar a un aumento en la inflación, lo que podría a su vez llevar a un endurecimiento de la política monetaria por parte de los bancos centrales.

En este contexto de incertidumbre, los analistas aconsejan prudencia. “En momentos de incertidumbre como éste no suele ser bueno actuar de forma precipitada, al menos hasta disponer de más información”, recomienda Juan José Fernández-Figares, director de Gestión IICs en Link Securities.

Fuente: Benzinga