Irsa desembolsó US$110 millones en 30 pisos

Irsa desembolsó US$110 millones en la construcción de una torre de 30 pisos que estará terminada en marzo del año que viene

Oficinas en Catalinas, viviendas en Caballito y el Abasto, la ampliación del Alto Palermo y una posible vuelta al Buenos Aires Design son los proyectos con los que el grupo IRSA espera cerrar uno de los años más productivos en cuantos a lanzamientos de obras nuevas.

Irsa desembolsó US$110 millones en la construcción de una torre de 30 pisos que estará terminada en marzo del año que viene

“Siempre vamos a contramano de la economía y este es el año que estamos con más lanzamientos”, aseguró Eduardo Elsztain, el presidente del grupo en la presentación de 200 Della Paolera, una torre de 30 pisos de oficinas en Catalinas Norte que demandó una inversión de US$110 millones y cuya inauguración está programada para marzo próximo.

El proyecto de 200 Della Paolera –el nombre de la torre hace alusión a la dirección en la que se levanta el edificio– se inició hace tres años y en

IRSA aseguran que promete convertirse en un nuevo ícono en lo que hace a oficinas premium en Buenos Aires.

Beldi: IRSA debe subir por lo menos 200% para ser lo que era

“No solo será el edificio de oficinas más moderno de la ciudad sino también significa traer un nuevo concepto como el de los espacios colaborativos que implica una superación del modelo de open office. Acá trabajan todos los empleados juntos sin ningún tipo de barreras”, explicó Daniel Elsztain, chief operating officer (Coo) de IRSA.

En total la torre suma 35.800 metros cuadrados de superficie rentable, repartidos en 30 pisos, de los cuales cuatro ya fueron adquiridos por la empresa Globant (que pagó US$25 millones), mientras que los otros 26 quedan solo cuatro libres. IRSA, por su parte, también se reservó otros tres pisos para concentrar la dirección del grupo.

“Estamos firmando los contratos de alquiler con empresas de primer nivel nacionales e internacionales y estamos confiados que cuando se inaugure el edificio vamos a tener una ocupación del 100 por ciento”, señaló Elsztain.

La percepción del empresario no es casual. Es el submercado que defiende los valores de alquiler de oficinas más altos: los brokers los ofrecen en un promedio de US$35 por metro cuadrado.

Alianza estratégica entre IRSA y Microsoft

Además el crecimiento que experimentará en la próxima década la zona de Catalinas modificará en gran medida el mercado de oficinas de la ciudad de Buenos Aires. Los actuales 237.800 metros cuadrados que constituyen la superficie actual podrían llegar a 553.600 metros cuadrados según datos de Cushman & Wakefield.

Uno de sus aspectos más destacables que plantea el informe es su ubicación estratégica, que la convierte en “el centro del centro”, y la conectividad, ya que se trata sin dudas del submercado más interconectado de la ciudad. A metros del área, se ubica la terminal Retiro de trenes (líneas Belgrano, Mitre y San Martín) y de ómnibus de larga distancia, y en las cercanías también se encuentran la dársena norte, que permite la llegada de pasajeros en transporte fluvial, y el aeroparque Jorge Newbery.

La buena recepción que tuvo el proyecto de Catalinas es vista por IRSA como parte de un cambio en el humor del mercado, con la sensación cada vez más generalizada de que lo peor ya pasó para el negocio del real estate. “En los shoppings el panorama cambió a partir de la vuelta de las cuotas.

El regreso de Ahora 12 tuvo un impacto no solo facilitando que haya gente que esté volviendo a comprar que antes no podía acceder, sino también con un efecto psicológico para otros consumidores que estaban postergando compras por temores. Hoy las ventas en promedio en los shoppings siguen un poco por debajo de la inflación, pero ya no están 20 puntos porcentuales por debajo como estaban a principios de año”, reconocieron en la operadora de centros comerciales.

La recuperación del consumo coincide con los planes para ampliar el shopping Alto Palermo y los lanzamientos de nuevos proyectos residenciales en el Abasto y en Caballito. En el primer caso se trata de dos torres de viviendas que se levantaran sobre el supermercado que tiene Coto enfrente al Abasto Shopping.

Por su parte, en Caballito la empresa ya logró todos los permisos para avanzar con su proyecto que incluirá entre siete y ocho edificios de viviendas de menos de diez pisos y un área comercial en la planta baja de los inmuebles. “En los próximos tres o cuatro meses vamos a lanzar los dos proyectos”, aseguró Elsztain.

La lista de proyectos en carpeta también incluye una posible vuelta al ex Buenos Aires Design. El centro comercial de la Recoleta -que ahora fue rebautizado con el nombre Mall de Diseño & Decoración- era operado por IRSA hasta fines del año pasado cuando se rescindió el contrato y la concesión pasó a manos del gobierno porteño.

Ahora la ciudad ya anunció su intención de volver a licitar el negocio y en IRSA se anotaron entre los candidatos. “Estamos analizando volver si hay una licitación”, reconocieron. •