Invertir en tiempos de crisis: los rubros más buscados en el país

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional facilita inversión y exportación. Cuáles son los sectores en los que se invierte en Argentina en medio de la crisis

-Por Mariano Jaimovich

La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional es un organismo de promoción y facilitamiento de procesos de inversión y exportación a distinto tipo de empresas. Francisco Uranga, director general de Inversiones de esta entidad, dialogó con BANK MAGAZINE.

-¿Cómo se hace para invertir en Argentina en medio de tanta volatilidad?
-En los últimos años el gobierno avanzó en la corrección de variables para alcanzar el equilibrio macroeconómico. Se trata de un proceso lento, pero vemos que este año va a haber una recuperación de la economía, a partir de mayor actividad en los sectores primario e industrial y de la recomposición gradual del consumo interno. Si bien a un ritmo menor, los anuncios de inversión continúan su marcha. Los mercados y los referentes internacionales siguen de cerca la evolución de la economía, y analizan en qué sectores es oportuno invertir y en cuáles aún prefieren aguardar un mejor escenario.

-¿Qué sectores están traccionando las inversiones en medio de este contexto económico complicado?
-A principios de 2019 la Agencia contabilizó anuncios por u$s700 millones en los sectores de minería, petróleo y gas y salud. Para este año esperamos una buena cosecha del campo y un alto nivel de faena en los frigoríficos. También avanzan a buen ritmo las inversiones en energías renovables, que ya suman 126 proyectos en desarrollo y representan una inversión de más de u$s6.800 millones en ejecución.

Francisco Uranga, director general de Inversiones de esta entidad, dialogó con BANK MAGAZINE

-En este sentido, ¿cuál fue el resultado de las inversiones el año pasado con la crisis cambiaria e inflación cercana al 50%?
-El 2018 finalizó con más de u$s30.400 millones anunciados para llevar adelante 303 proyectos de inversión productiva en el país. Durante los primeros seis meses, la inversión constituyó el componente más dinámico del PBI. En total, la inversión extranjera directa fue de u$s12.162 millones, el mayor registro desde 2012. Estuvo impulsada por el aumento en la reinversión de utilidades y por el incremento de los aportes de accionistas.

-¿Cuál es la dimensión potencial que tiene el país para captar inversiones en medio de la escasez actual de dólares? -Según un relevamiento exhaustivo que hicimos en la Agencia, Argentina tiene oportunidades de inversión por más de u$s300.000 millones para los próximos 10 años. Vemos especial interés en sectores destinados a la exportación, como servicios globales, agroindustria, energía, minería y turismo, pero también en las cadenas de valor asociadas, como infraestructura logística, metalmecánica, redes digitales y hotelería.

-¿En minería cómo vienen los desembolsos?
-La minería tuvo un buen 2018 y mejores perspectivas para 2019. En litio, pero también en otros metales como cobre, plata y oro, hay 340 proyectos en ejecución y esperamos anuncios relevantes este año. En el país existen 750.000 km2 en áreas con gran potencial minero. El sector concentra anuncios por casi u$s13.000 millones desde diciembre de 2015 y es la segunda actividad que mayor interés despierta en los inversores, luego del sector de petróleo y gas.

-¿Y el agro? -La agenda sectorial de inversiones de 2019 también estará motorizada por la agroindustria. Hubo inversiones en la producción de fertilizantes e insumos y tenemos buenas expectativas para todo este año, con una cosecha estimada en 140 millones de toneladas.

-También mencionó avances en el energético… -Otro de los sectores destacados es el de petróleo y gas, que no se reduce a Vaca Muerta aunque el yacimiento reúne un importante número de anuncios. Recientemente el Secretario de Energía anunció que en el mes de agosto se adjudicará la licitación para la construcción de un nuevo gasoducto para conectar Vaca Muerta con San Nicolás, Buenos Aires, obra muy relevante para dar mayor viabilidad al gas nuevo que se está produciendo.-