Informe de los mercados 08-04-20

Mercado Local

Llegamos al final de una semana corta, donde no fueron menores los temas a tratar. Y los cuales pesaron, claramente, sobre los precios de los activos financieros en general que cerraron en su mayoría a la baja. De más está decir, que la novedad estuvo en la postergación de los pagos en dólares de legislación local, de la cual se hablaba el domingo por la noche y se concretó oficialmente el lunes temprano. Y a partir de la cual cambió el punto de partida para el análisis sobre los posibles escenarios del resto de la deuda a negociar.

El reperfilamiento de parte de la ley en dólares, recordemos, incluyó más de USD 9.000 millones si sumamos intereses y capital a pagar. Un número casi imposible de afrontar teniendo en cuenta el balance actual del BCRA y ante los nuevos desafíos que trajo el coronavirus a una economía que ya venía golpeada. Dentro de los cuales, entre los pagos más próximos, se encontraban el A020 y el AY24. La medida se tomó dentro de un contexto totalmente adverso a nivel global, situación que agravó todo el proceso de reestructuración, y ya totalmente fuera del cronograma oficial. Por lo que, las dificultades acá presentadas obligaron a postergar los tiempos incluso más de lo esperado. A partir de la extensión de plazos, se estima que el Gobierno busca ganar algo de tiempo para negociar la deuda externa, para luego en función de ello darles el mismo tratamiento.

Ahora bien, el anuncio fue en contra del tratamiento no diferenciado que se esperaba, y del cual venía hablando Guzmán en las últimas declaraciones. Aparecieron algunas dudas sobre la credibilidad del Gobierno en este sentido, y se profundizó la incertidumbre sobre los pagos de los USD 410 millones de capital y los USD 3100 millones de interés agendados entre abril y diciembre de este año, por pagos ley extranjera. Para lo que mantendremos como referencia el próximo 22 de abril.

Los precios se encontraban en zona de default desde hace ya varias semanas reflejaban que en parte cualquier escenario complicado estaba descontado. De todas formas, las caídas posteriores al anuncio  no fueron menores, promediando en la semana bajas del 9% y 10%. Entre los bonos de Ley Argentina, las caídas se extendieron hasta este miércoles (en un 3% y 4%) con rojos acumulados de entre 16% y 17% en la semana. Entre los cuales se destacaron los títulos de corto plazo, como el AY24 y el A020 con bajas del 14% y 15% en la semana. Mientras que el DICA retrocedía 20% con respecto al viernes pasado. Por otro lado, y si bien no se sabe con certeza que va a pasar con los bonos de Ley NY, estos registraron caídas del 3% y 4%.

Con respecto al nivel de paridades, el diferencial por legislación se ubica en máximos ( 600 puntos). Acá, y para tener como referencia, este se ubicaba cerca de los 100/200 puntos una semana atrás. Mirando el promedio dentro de la totalidad de la curva, las paridades se mantuvieron cerca del 28%/29%. Pero dentro de las cuales los bonos de Ley New York se ubicaron en el techo –de entre 30% y 31%-, y los bonos de legislación local cayeron a mínimos de 24% y 25% en promedio. En este coyuntura, y después de que la calidad crediticia del país descendiera a “Default Restringido”, el Riesgo País cerró la semana con una suba del 4.4% posicionándose en los 3.900 puntos.

Para la deuda en pesos, el Gobierno avanzó hoy con un nuevo canje. Esta vez, ofrecen una canasta compuesta por cuatro instrumentos (dos letras y dos bonos) para canjear un monto cercano a los $355.000 millones del TC20, título que vence el próximo 28 de abril. De los cuales se estima que el 75% está en manos del propio sector público, y solo un 25% del sector privado. En este marco, los precios en pesos cayeron 2% y 3%, con respecto al viernes pasado. Mientras que, inmediatamente después del anuncio el  BONCER 20 retrocedió 3%, acumulando en la semana una baja del 4%.

Al mismo tiempo, la situación actual de la deuda mantuvo la presión sobre la brecha cambiaria. Hoy, tanto el CCL como el MEP saltaron a niveles de $94.69 y $94.27, por encima del $90.44 de ayer, y una suba del 6% y 7% con respecto al viernes. Por lo que las respectivas brechas tocaron niveles de 46% y 45%.

En cuanto al mayorista, y en una semana donde se operaron cerca de USD 200/250 millones diarios, el dólar cerró en $65.16. En donde el Central apuntó a desacelerar el ritmo de ajuste a 25 centavos, la menor suba semanal desde enero de este año. Mientras que, las pantallas minoristas reflejaron una suba de 34 centavos para cerrar este miércoles en $67.19.

Para terminar, el S&P Merval terminó rozando los 28.000 puntos, con una suba de 4.5% en el día y de casi un 6% en la semana. Por lo que, tras aumentar más de 500 puntos desde el viernes, se va alejando de los mínimos de 22.000/22.500 puntos registrados a mediados de marzo. En cuanto a las variaciones de las principales acciones, la suba del miércoles se vio impulsada por CEPU, PAMP e YPF que registraron alzas de entre un 5% y 7%. Mientras que, en la semana, se destacaron HARG (+27%), ALUA (+14.9%), TXAR (+12.9%), EDN (+12.7%) y TGNO4 (+11.7%). Si lo que analizamos es el índice en dólares, el Merval retrocedió un 2% hasta tocar los USD 290.

Mercado Internacional

La semana en lo externo aún no termina, recordemos que mañana los mercados americanos operaran por media rueda para retomar su actividad el lunes. Mientras que en Europa, la actividad bursátil se interrumpe hasta el martes. Ahora bien, en cuanto al balance de los principales índices, la expectativa de estas últimas ruedas estuvo en la posibilidad de que el número de contagios haya alcanzado sus máximos. Donald Trump lo expresó a través de su cuenta de twitter, en donde dijo que se podría estar llegando a la cima de la “curva” en relación con el brote, incluso cuando Nueva York y varios otros estados publicaron su mayor número de muertes diarias relacionadas con el virus. Lo que ayudó, en parte, a reducir la volatilidad del corto plazo con la que se estaba operando, con el VIX retrocediendo a los 48 puntos –por debajo de los 82 puntos record alcanzados en marzo-.

En este contexto, el Dow Jones sumó más del 11% desde el viernes, para cerrar en los 23.459 puntos. Al mismo tiempo que, el S&P500 (2.700 puntos) y el Nasdaq (8.094 puntos) aumentaban 10% y 9.85%, respectivamente. De todas maneras, las perspectivas a futuro no están muy claras. Sobre todo, de cara al análisis que se está haciendo de los datos económicos que van llegando.

En Europa, las subas con respecto al viernes fueron lideradas por el DAX alemán en un 9.3%, seguido del CAC40 francés y el MIB italiano en 7.7% y 6.8%. Al mismo tiempo que, tanto el FTSE100 inglés como el IBEX35 español avanzaron 6.4% en las últimas tres ruedas.

Por otro lado, y en el frente monetario, la FED publicó las minutas de su última reunión. En donde se describe que las acciones llevadas adelante hasta el momento se dieron en medio de una acelerada crisis global, para la cual era necesaria una respuesta inmediata. El documento explica como el organismo decidió lanzar un plan histórico de rescate económico, y la unanimidad con la que se decidió entre las herramientas disponibles en función de las consecuencias a corto plazo que se esperan en términos de aumento del desempleo en Estados Unidos, colapso de la confianza del consumidor y el golpe en lo corporativo.

Mientras tanto, la tasa norteamericana a diez años se ubica en 0.76% -unos 16 pbs por arriba del viernes-. En Europa, en tanto, los bonos también subieron entre 7 y 14 pbs en la semana. Con respecto a las principales monedas, el DXY –Index- retrocedió 0.4%. Al mismo tiempo que, tanto el Euro (1.09) como la Libra (1.24) se apreciaban entre un 0.5/1.0%.