Industriales Pymes Argentinas advierte que le acuerdo con el FMI tendrá ganadores y perdedores

Industriales Pymes Argentinas advierte que le acuerdo con el FMI tendrá ganadores y perdedores

Industriales Pymes Argentinas presentó su primer informe del año en el que destacó que la firma de un programa con el FMI tendrá «ganadores y perdedores» dentro de los sectores económicos. Pero aclaró que con determinadas medidas las pequeñas empresas pueden «seguir creciendo»

Mientras el Gobierno termina de negociar la letra chica del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector industrial advirtieron por la falta de financiamiento e inversión y aseguraron que el nuevo programa con el organismo dejará a la Argentina «atada a los sectores exportadores».

«La negociación con el Fondo dejará ganadores y perdedores», admitieron los analistas que asesoran a los empresarios, en el marco de la presentación del décimo informe del Observatorio económico de la entidad Industriales Pymes Argentinas (IPA) que abarcó el último cuatrimestre 2021 e incluyó perspectivas de crecimiento para 2022, inflación y el impacto local de la guerra entre Rusia y Ucrania.

De todos modos, y ante una previsión más pesimista que positiva, admitieron que el país «necesita acordar» con el FMI para abrir las puertas de las pymes a «nivel internacional y permitir el financiamiento externo».

Bienes de capital

«Necesitamos que los principales países donde las pymes nos proveemos de bienes de capital también nos puedan financiar y sin acuerdo con el Fondo eso es imposible», explicó el director del área de economía internacional del Observatorio IPA, Mario Sosa.

En esa línea, el director Ejecutivo del Observatorio IPA, Carlos Alonso explica que «el problema que tienen el acuedo» es la «falta de financiamiento para el crecimiento de la industria», y remarcó que será «importante conocer cuáles van a ser las medidas» pero aclaró que «la clave será el desarrollo y crecimiento de la economía».

Por su parte, Sosa destacó que al firmar el arreglo con el FMI que, según el presidente Alberto Fernández todavía se sigue negociando e ingresará al Congreso lo antes posible, habrá «ganadores y perdedores» más allá de que no exista una reforma laboral o presivional porque todo nuevo programa con el organismo multilateral es un «ajuste en sí mismo».

«Argentina con el Fondo quedó atada a los sectores exportadores (por el ingreso de divisas). El resto de los sectores lo vamos a padecer un poco porque en el análisis no parecería que vaya a aumentar el mercado interno, por lo tanto un perdedor sería el conjunto de las pymes ligadas al mercado interno», subrayó Sosa.

Sin embargo, advirtió que «no se puede pensar al acuerdo con el FMI de forma estática» ya que la Argentina debe «entrar en una dinámica» donde a la firma del nuevo programa «le sigan otras acciones» tendientes a impulsar el mercado interno, los salarios, el consumo y cuidar el trabajo.

Pymes Industriales: medidas para el crecimiento

En su informe, IPA destacó que el crecimiento del PBI del 2021 estuvo «fuertemente explicado por el uso de la capacidad en la industria» y enfatizó que, cuando esa capacidad llegue a su limite, «necesitarán sí o sí de las inversiones para seguir creciendo».

Por lo tanto, Sosa remarcó que luego de la firma del acuerdo con el Fondo, el Gobierno tendrá que desplegar una estrategia en cuatro ejes para permitir que ese crecimiento se mantenga: energía, dinero, insumos e importaciones.

«Si las pymes tienen un acceso al crédito adecuado, las tarifas se mantienen, se cuida a las industrias de las importaciones y se hace control sobre precios, estas políticas lógicas y naturales que estabilizan los costos con un mercado interno con salarios que no caigan harán que las pymes crezcan», explicó el director del área de Economía Internacional del Observatorio.

En esa línea, subrayó que la defensa de competencia, una mínima intervención, precios estables en las tarifas energéticas y la posibilidad de adquirir créditos (financiamiento), deberían ser alcanzar para que las «pymes aumenten su producción».

Escalada inflacionaria

En medio de un conexto de incertidumbre en cuanto a la escalada inflacionaria que afecta no solo al país, sino al mundo entero, el presidente de la IPA, Daniel Rosato, se mostró agradecido frente al discurso del presidente Fernández durante la Asamblea Legislativa: «Creemos que fue muy importante que ponga a las pymes como eje central del crecimiento industrial porque siempre decimos que estamos al final de la cola».

«Nos ha puesto como uno de los motores del crecimiento de la economía y creemos que esto es así», remarcó Roseto y enfatizó que la pymes decidieron «afrontar la inflación con trabajo» y solicitaron al Gobierno avanzar en políticas para «preservar el empleo y potenciar el trabajo a partir de la demanda que necesita la Argentina».

Por su parte, Sosa aseguró que la inflación a nivel mundial «genera una tensión muy grande porque Argentina copia a nivel interno los precios internacionales y el Gobierno debe hacer algo respecto del impacto directo en bienes energéticos».

Este último punto adquiere una relevancia fundamental en este contexto ya que la Argentina se encuentra doblemente tensionada. Por un lado está el acuerdo con el FMI que pidió «reducir los subsidios en materia de energía» y, por el otro está la guerra entre Rusia y Ucrania que impactará en el precio del Gas Naturala Licuado (GNL) y del petróleo que «está poniendo presión internamente» en el país, sobre todo porque Argentina es productora pero «no es autosustentable», sino que importa.

Fuente: BAE