Torres, ex director del FMI: “Nada garantiza que el Fondo no pida mismas condiciones tanto a largo como a corto plazo”

La negociación con el Fondo Monetario tiene en alerta a todo el Gobierno, ya que depende del éxito que tenga, para la suerte de la economía y de las inversiones en Argentina.

En esta sintonía, Héctor Torres, ex Director Ejecutivo para Argentina del FMI desde 2004 a 2008 y entre 2016 y 2017, contó que son dos las posibilidades que se puedan llegar a establecer entre el organismo internacional y el país.

La primera de ellas es ir por un nuevo stand-by, que se repaga en cuatro o cinco años y requiera condiciones y un cumplimiento muy riguroso.

La segunda, y la posibilidad recomendada por Torres, es que se aplique un acuerdo de “facilidades extendidas”, que es un acuerdo con más condiciones estructurales pero con un plazo de 10 años para devolver el dinero y aplicar las reformas del Estado.

“Se otorga ese tiempo para aplicar con más facilidad las reformas que generan beneficios de mediano y largo plazo para Argentina, pero con costos económicos y políticos de corto plazo”, resume el también ex integrante del área de estadísticas e investigación de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Y agrega que, en la práctica, “nada garantiza que el Fondo Monetario no nos pida condicionalidades similares tanto para un acuerdo de largo plazo como en uno de corto”.

Asimismo, Torres sostiene que va a ser necesario estirar los pagos programados que se deben realizarle al FMI para los años 2022 y 2023, los cuales, detalla el experto, equivalen a un 25% de las exportaciones anuales de la Argentina.

“Eso es impagable, tanto el FMI como los acreedores lo saben”, se sincera el especialista, que agrega que primero los privados esperarán que se renegocie la deuda con el Fondo Monetario Internacional, para luego resolver su problema.

Justamente, en cuanto a la cancelación de los compromisos con los acreedores privados, Torres asegura que una “quita significativa en valor presente neto va a ser indispensable, pero se debe ver de qué forma se puede llegar a aplicar esto”.

Finalmente, el ex director ejecutivo del FMI para Argentina afirma que las medidas del Gobierno serán fundamentales para que se llegue a un buen desenlace ya que para recobrar la confianza en el peso, por ejemplo, hace falta una política monetaria restrictiva realizada por un Banco Central que sea independiente.-