Hacen falta más salarios para comprar una vivienda

El poder de compra de inmuebles se redujo un 33,3% interanual para el caso de viviendas nuevas, según el Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), al caer los ingresos en dólares y las propiedades mantener su tasación en la divisa.

Esta caída fue resultado de una menor remuneración promedio en dólares de los trabajadores registrados del sector privado (-29,6 % interanual) como también de un aumento en el precio de las unidades nuevas (+5,5% interanual) y en el tipo de cambio nominal (+73,0% i.a.).

El comportamiento de estas variables implicó que el salario haya podido comprar el 26,4% de un m2 en la zona Norte de la Ciudad de Buenos Aires, una proporción inferior a la registrada en el mismo mes de 2017 cuando alcanzó al 39,6%.

Una situación similar se verificó para el caso de las viviendas usadas: el índice mostró un descenso intera- nual de 34,5%. En este caso, el salario permitió adquirir el 29,8% de un m2 de vivienda, menos que el 45,4% registrado en agosto de 2017.

El informe de la UADE revisa la evolución de los precios de oferta de departamentos, del índice del salario real en términos del valor del metro cuadrado de vivienda y de la cantidad de escrituras. Según estos registros, el poder de compra de los ingresos respecto del valor de las propiedades se encuentra en su nivel más bajo desde 2010, que fue el año base de la medición.

Según este estudio, en lo que respecta a los barrios de Belgrano, Núñez, Palermo y Recoleta, se necesitaron 3,8 salarios para adquirir un m2 de vivienda nueva y 3,4 para comprar un m2 de vivienda usada.

El promedio simple del precio de oferta del m2 para el conjunto de barrios relevados, en este sondeo, fue de US$ 3.014 para los departamentos nuevos (+10,8% interanual) y de US$ 2.641 para los usados (+12,8%).

Esta suba que experimentan los precios de los inmuebles, se viene desacelerando como producto de las menores operaciones que se concretan en el mercado. En general, las mediciones suelen tomar los valores de publicación de los inmuebles, si bien, en la práctica, las transacciones se están cerrando con contraofertas que van del 10 al 15% por debajo del precio pretendido por los vendedores, según las inmobiliarias.

El otro indicador del sondeo de la UADE, es la cantidad de escrituras. En agosto, hubo un baja del 24,5% interanual, según el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. Durante ese mes se registraron 4.549 escrituras que reflejaron transacciones por $17.175 millones (+22,5% i.a.).

Para incentivar el acceso a la vivienda, el viernes pasado, el Gobierno anunció nuevos tope a las cuotas mensuales de los créditos hipotecarios UVA y medidas para facilitar el ingreso a los alquileres.

Fuente Clarín