González Fraga, sobre los créditos UVA: “Fue un excelente negocio”

Uno de los temas que caracteriza al gobierno de Mauricio Macri es el boom de los créditos hipotecarios -especialmente durante la primera mitad de la gestión- muchos de ellos fueron tomados a través de créditos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo).

Sin embargo, con el salto del dólar y el consecuente aumento de la inflación, desde hace un año el valor de estas unidades UVA escaló fuerte, lejos de las previsiones.

La facilidad de ingreso al crédito no logró ser consecuente con lo que en la teoría sería facilidad de pago de las cuotas. La inflación y la devaluacióna demás, terminaron por alejar a los que pretendían suscribirse a esta modalidad.

Sin embargo, el presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Javier González Fraga, considera que los tomadores de estos créditos hicieron “un excelente negocio”.

Así lo indicó ayer en declaraciones radiales, justificando que mientras la cuota mensual les aumentó 50%, el valor del inmueble trepó más de 100%, teniendo en cuenta que en la Argentina el valor de las propiedades están atadas al precio del dólar. “Es cierto que no es esto para hacer un negocio, pero si hoy salieran a vender habrían hecho una inversión espectacular porque la deuda que representaba 80%, ahora no representa más de 50% del total adeudado”, explicó González Fraga, que remarcó que a partir de la revalorización de los inmuebles, los deudores “pasan a ser propietarios del 40% de la casa que tienen”, y comparó que “cuando empezaron lo eran de sólo de 20%”.

González Fraga defendió a este sistema al señalar que el mismo ha funcionado en países de la región, que en su momento tenía inflación y este mecanismo permitió el acceso a la vivienda. “Tenemos que lograr que la gente deje de pagar alquileres, que también subieron 50%. Acá por lo menos subió la cuota de los ladrillos que están comprando cada día”, remarcó el funcionario.

“La gente está haciendo un esfuerzo para poder pagar las cuotas. Yo sé que no les resulta nada fácil”, admitió, e indicó que quienes no puedan afrontar el pago se acerquen a una sucursal y lo planteen, y buscarán una solución. No obstante, de acuerdo con el ejecutivo, el nivel de morosos de estos créditos es sumamente bajo.

Según precisó, desde el inicio de la gestión el Banco Nación han otorgado 47.000 créditos UVA por más de $ 56.000 millones, y destacó que entre ese número sólo 188 deudores tienen algún tipo de atraso, que representa 0,4% del total, y aquellos que tienen más de dos meses de atraso en las cuotas, son sólo 11 casos, que implica menos de 0,03% sobre el total de créditos.

Este miércoles, El Economista publica la opinión de especialistas, quienes consideraron a la opinión del funcionario como “parcializada” y “demasiado optimista”. Si bien admiten que la evolución del valor del inmueble medido en pesos es el doble del alza de la cuota, también remarcan que si se mira la deuda que le queda al tomador del crédito “no está claro quién ganó”.

Asimismo, señalan que la gran mayoría de los tomadores pagan las cuotas con sus salarios, los cuales en el último año perdieron contra la inflación y contra las UVA.