Ganapolsky, presidente de Proficio: “Aconsejamos una fuerte posición en dólares y en el exterior”

“La naturaleza binaria de esta elección presidencial, en cuanto a los extremos de país que propone cada fuerza, paraliza las decisiones de inversión”

Eduardo Ganapolsky es economista y presidente de Proficio Investment, que opera en BYMA, Rofex y mercados del exterior. Se caracteriza por ser una empresa flexible e innovadora, que maneja unas 800 cuentas de clientes, que son, principalmente, pequeñas y medianas empresas e individuos de patrimonios medios. Aquí su visión para inversores.
Por Mariano Jaimovich  

-¿Qué perspectivas tienen para este año?

-En Proficio siempre apostamos por el país. A pesar de la incertidumbre electoral y coyuntural nosotros tenemos una visión de largo plazo, por lo tanto, aun en estos momentos seguimos invirtiendo en nuevos productos y más tecnología. El año para el sector no se presenta fácil, con costos de estructura que se incrementan como producto de la mayor regulación y presión tributaria, ingresos estancados con motivo del menor volumen de negocios y, a diferencia de otros sectores, sin ningún tipo de beneficios o apoyo del Estado. Por ejemplo, hasta nuestros primos, los bancos, reciben una renta extraordinaria de las Leliqs, que los ayuda a cubrir buena parte de los costos de estructura en esta transición. Pero nos gusta ver el lado bueno de esto, porque demuestra que somos un rubro resiliente, que no necesita del sector público para subsistir y que en condiciones de mercado vamos a liderar cualquier ciclo de crecimiento.  

-Por el lado de los objetivos, ¿cuáles se propusieron cumplir este año?

-El 2019 continúa en cierta manera lo iniciado en 2018. El año pasado fue el momento de destinarle tiempo y recursos a desarrollar las plataformas necesarias para operar nuevos productos como futuros, fondos comunes y mercados del exterior y, al mismo tiempo, reorganizar nuestra área de administración y compliance. Este año nuestro objetivo es desarrollar el área comercial para poder distribuir más eficientemente todos estos productos y volver a hacer foco en un área clave, que siempre nos ha identificado y donde creemos que radica nuestra ventaja comparativa, que es research.  

-¿Cuáles son sus planes de crecimiento y consolidación en 2019?

– Nuestro modelo de negocios es el de una boutique financiera pequeña y sofisticada, que crece orgánicamente desde su nacimiento de manera sostenida. Este año pensamos seguir de la misma forma; por un lado, fidelizando nuestra base de clientes, brindándole asesoramiento y cercanía en momentos de gran incertidumbre y ofreciéndoles nuevos productos que permitan realizar una mejor administración de las carteras de inversión. Por otro lado, queremos apuntalar dos segmentos en los que tenemos menor presencia, para lo cual venimos invirtiendo estos últimos dos años en capital humano y tecnología: el segmento de grandes patrimonios y family offices, demandante de más análisis; y el segmento joven, demandante de más tecnología y conectividad.

 -¿En qué productos harán incursión?

-En materia de productos, a partir de este año ofrecemos a nuestros clientes tres nuevas posibilidades. Primero, una plataforma de acceso al mercado internacional para invertir de la misma forma que lo hacen en la plaza local, para lo cual firmamos un convenio con Interactive Brokers de los Estados Unidos. En este aspecto, nuestros clientes pueden operar desde su celular o PC, sin necesidad de un operador local, una gran variedad de instrumentos. Segundo, la plataforma de Rofex para operar futuros y opciones. Y, por último, la posibilidad de suscribir Fondos Comunes de Inversión (FCI), para lo que nos registramos como ACDI en CNV.

-¿Y cuáles son los cambios en su organización más importantes?

-Estamos profundizando la interacción con nuestros clientes. Por eso, en el segmento retail mejoramos sustancialmente la plataforma de trading online, con más velocidad y mejor interface con el usuario, para que el cliente pueda tener autonomía en la ejecución y el acceso a su cuenta las 24 horas. Por otro lado, en el segmento institucional, definimos más claramente el área dentro de la compañía, de forma de acercarnos mejor a este tipo de clientes y brindarles productos más específicos. Y en el segmento de alto patrimonio reorganizamos nuestra área de research, con el objetivo de ofrecer más análisis y servicios, para lo cual repatriamos desde el Banco Central de Chile a Diego Saravia, un PhD en Economía que estuvo años al frente de su departamento de Investigaciones.  

-El mercado de inversiones es cada vez más competitivo, ¿en qué aspectos están haciendo foco para diferenciarse del resto del sector?

-Es cierto, nos gusta que sea así porque sentimos que en un ambiente más competitivo es donde más se notan nuestras ventajas comparativas. Por eso, pensando en este momento, apostamos desde el principio al capital humano y a la tecnología. Para darte una idea, es difícil encontrar en nuestro mercado una compañía que, desde lo académico, cuente varios PhD en Economía, MBA o Master en Finanzas de Harvard, UCLA, LSE, Maryland, UCEMA, UTDT o San Andrés. Y, desde la experiencia, que acrediten haber pasado años trabajando en la Reserva Federal, en bancos centrales, en Wall Street o en posiciones directivas y de gestión en la banca local.  

-¿Qué análisis realiza del momento actual del país?

-El año está dominado por la incertidumbre electoral. La naturaleza binaria de esta elección presidencial, en cuanto a los extremos de país que propone cada fuerza, paraliza las decisiones de inversión, que lamentablemente ha sido escasa desde hace muchos años en nuestro país. Además, el programa económico de estabilización implementado a fines del año pasado es recesivo, con lo que la actividad también está en caída, aunque creemos que ya ha tocado fondo.  En materia de inflación, vemos que se ha convertido en un problema difícil de abordar, principalmente por la falta de convencimiento de los sucesivos gobiernos en la raíz fiscal de todo el desbarajuste monetario. Recién ahora, después de la crisis que atravesamos el año pasado, se ha logrado cierta consistencia entre el programa fiscal y el monetario. No obstante, en este contexto de falta de credibilidad en la política económica y una alta inercia inflacionaria, vemos muy difícil una rápida disminución de la tasa de inflación.  

-¿Cómo se adaptan al año electoral con plena crisis económica?

-El año electoral no nos saca el foco del largo plazo. Nosotros elegimos establecernos en Argentina y, por lo tanto, seguimos apostando a nuestro crecimiento y consolidación. Estos son años en los que elegimos invertir, tomando riesgos obviamente, pero en definitiva creemos que ese es el rol del empresario, ser remunerado por los riesgos económicos que asume y no por su capacidad de lobby o habilidades para burlar las reglas.  

-¿Qué les están diciendo y aconsejando a los clientes en este momento?

-Lo principal este año es ser prudentes y racionales, actuando de manera de preservar el patrimonio y sin dejarse llevar por los comportamientos de manada que el mercado presenta en momentos como estos. Con el nivel de incertidumbre actual, fundamentalmente en el mercado local pero también a nivel internacional, es importante realizar una correcta administración de los riesgos de todo el patrimonio, no sólo de los activos financieros, con lo que el principio básico de diversificación cobra más relevancia que nunca. En Argentina, es sabido que en períodos preelectorales se produce una fuerte dolarización de portafolios, cosa que nosotros ya vinimos haciendo. Obviamente, el grado de dolarización y exposición al riesgo argentino de los activos financieros depende de manera más amplia de la composición del patrimonio completo de cada cliente. Para los locales, con stock de riqueza en Argentina y que generan flujos en pesos, les aconsejamos una fuerte posición en dólares y en el exterior. En cambio, para no residentes, o aquellos con activos fuera del país o que generan flujos en dólares, les recomendamos asumir algo de riesgo para aprovechar las altas rentabilidades ofrecidas por los activos locales, tanto en pesos como en dólares.  

-Ustedes tienen mucho contacto con fondos en el exterior, ¿qué les comentan?

-La ventana de financiamiento para Argentina está cerrada, esto es un dato. Pero no tiene que ver tanto con ser optimistas o pesimistas acerca de la economía local, sino con ser realistas y prácticos. Los que invierten en activos financieros con horizontes relativamente cortos prefieren estar afuera de Argentina ante un escenario binario como son las elecciones de octubre próximo. Este tipo de entorno está bueno para apostar en el casino, pero no para administrar riesgos y tener que justificar decisiones ante los comités de inversión de cada fondo. Los fondos que invierten en activos reales con horizontes más largos hace mucho tiempo que no vienen a Argentina. Prefieren esperar a que otro tipo de incertidumbre se disipe, la que tiene que ver con la estabilidad institucional y el mantenimiento de las reglas de juego, más allá de esperar también ciertas mejoras en el marco impositivo, laboral, logístico y la existencia de un mercado de capitales profundo donde poder financiarse en moneda local.  

-En este momento complejo del país, ¿en qué tipo de inversiones recomiendan posicionarse?

-Como comentaba antes, nosotros recomendamos a nuestros clientes una actitud prudente para preservar sus ahorros en tiempos turbulentos, desde hace un tiempo venimos dolarizando las carteras y descargando algo de riesgo argentino. En estos momentos nos inclinamos por tener una proporción grande de la cartera en dólares, tanto en títulos cortos, principalmente Letes, como en activos del exterior. De la porción de pesos, asignamos una parte a colocaciones de muy corto plazo, aprovechando las altas tasas de Lecaps, y una parte menor a acciones locales, para aquellos con poca aversión al riesgo y un horizonte de largo plazo.-