Gabriel Blasi, CFO de Telecom: “evaluamos el acceso al mercado de capitales”

Telecom Argentina se fusionó el año pasado con Cablevisión y anunció un ambicioso plan de inversión por u$s5.000 millones para los próximos años para la reconversión completa de su plataforma  tecnológica, que apunta a la unificación de sus sistemas. Gabriel Blasi, CFO de la compañía, dialogó con BANK MAGAZINE sobre cuáles son sus planes de crecimiento y cómo se están financiando la firma para poder crecer.

Por Mariano Jaimovich

-¿Qué objetivos se propusieron cumplir este año?
-Ya afianzada la fusión entre Telecom y Cablevisión, esta nueva etapa de la compañía está atravesada por varios pilares estratégicos en los que se está trabajando en forma integral. Uno de ellos es el despliegue de infraestructura, que nos permitirá ofrecer más servicios, con una red fijo-móvil de características diferenciales, al nivel de las compañías más grandes del mundo.  Otro de los pilares está orientado a una profunda transformación cultural interna que acompañe los objetivos del negocio convergente y al mismo tiempo fortalezca el foco en nuestros clientes. 

-¿Cómo piensan lograr estos pilares?

-Para lograr dichos objetivos, seguimos transitando la reconversión completa de nuestra plataforma IT, con proyectos estructurales para la implementación de nuevos sistemas unificados de atención de clientes, aprovisionamiento, venta y facturación.

“Estamos atentos tanto al mercado de capitales local como internacional, pero hoy en día, dado el contexto macroeconómico del país, el financiamiento con organismos multilaterales como IFC, IDB e incluso Finnvera tiene un costo más competitivo “

-¿Qué inversiones se destacan en sus iniciativas?
-En Telecom tenemos una mirada a largo plazo más allá de las coyunturas económicas. A principios de 2018 se anunció un plan de inversión muy ambicioso, de unos u$s5.000 millones para los próximos años. El foco de este plan está puesto en ampliar y potenciar las redes, tanto fijas como móviles, además del desarrollo de productos, servicios y contenidos que respondan a las necesidades de los clientes que hoy demandan conectividad permanente. Otra parte significativa de las inversiones está destinada a unificar los sistemas de tasación, facturación y relacionamiento pensando en los clientes, para lograr una atención integral, hacia una completa convergencia multiplay.

-¿De qué forma están financiando estos proyectos ambiciosos?

-En pos de cumplir con este importante objetivo de inversión, la empresa tomó en los primeros meses de 2018 un préstamo por u$s1.000 millones, con distintas entidades financieras.

Más adelante de ese mismo año, en octubre, Telecom canceló u$s100 millones de dicho préstamo con fondos propios y refinanció u$s500 millones a un plazo de cuatro años. Además, en noviembre, obtuvo un préstamo bilateral sindicado con Deutsche Bank por u$s300 millones para cancelar parcialmente el referido préstamo original.

La empresa logró así refinanciar en tiempo récord casi la totalidad de su deuda para continuar con su plan de inversiones y estar en disponibilidad de continuar accediendo al mercado de capitales tanto local como internacional para apalancar su plan de inversiones en el país.

-¿Y este año qué ocurrió?
-Ya en 2019, la sociedad terminó de cancelar en su totalidad el préstamo sindicado tomado a principios del año pasado con fondos propios. En los últimos meses, la empresa, en el marco de su política permanente de optimización de plazo, tasa y estructura de sus pasivos financieros, suscribió otros tres acuerdos de financiación, destinados a la ampliación de su infraestructura de redes y sistemas.

Así, por un lado, suscribió un contrato de préstamo de hasta u$s450 millones con Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), institución del Grupo Banco Mundial para el sector privado.

Adicionalmente, en mayo, anunció una nueva línea de crédito por un monto total de hasta u$s96 millones orientado a continuar financiando el plan de inversiones en infraestructura de Nokia para potenciar nuestra red. Esta línea de crédito está garantizada por el organismo oficial de crédito a la exportación de Finlandia, Finnvera plc, y permitirá a la compañía la importación de bienes de capital, entre otros.

Por último, en junio se suscribió junto a IDB Invest un acuerdo de financiación por un total de hasta u$s300 millones. Consecuentemente, con este nuevo acuerdo se logró, en menos de tres meses, acceder a financiamiento por hasta u$s846 millones.

-¿En el mercado de capitales piensan realizar incursiones?

-Seguiremos evaluando el acceso al mercado de capitales en la medida que éste valore adecuadamente el perfil crediticio de la compañía, de acuerdo con sus bajos niveles de endeudamiento, su buena liquidez y robustez operativa.

-A la hora de tomar deuda para financiarse, ¿qué tipo de elecciones financieras están realizando ahora con el contexto actual económico y político del país?

-Debido a su buen perfil crediticio, Telecom suele acceder a préstamos internacionales con condiciones muy convenientes en cuanto a tasas de interés se refiere. Cabe destacar que, durante 2019, hemos sido capaces de acceder a financiamiento a tasas por debajo del riesgo soberano. Esta es una ventaja que la empresa consigue gracias al esfuerzo que realiza para eficientizar su gestión operativa, lo que le permite mantener niveles de crecimiento acorde a las inversiones comprometidas.

Estamos atentos tanto al mercado de capitales local como internacional, pero hoy en día, dado el contexto macroeconómico del país, el financiamiento con organismos multilaterales como IFC, IDB e incluso Finnvera tiene un costo más competitivo y, sobre todo, montos más amplios que lo que podríamos conseguir localmente y acordes a la necesidad de financiamiento de nuestro Capex.

De todas maneras, esto no quiere decir que hayamos descartado el mercado de capitales local e internacional como una alternativa de financiación. Estamos a la espera de que la situación del mercado local mejore y, seguramente, lo utilizaremos con una financiación complementaria.  

-Y a la hora de ahorrar en el sistema bancario, ¿qué están eligiendo hacer para que no se desvalorice su capital?

-La compañía mantiene un porfolio de inversiones financieras diversificado que incluye diferentes instrumentos de corto plazo, dado que los fondos de largo plazo se aplican directamente a nuestro negocio principal. Cabe resaltar que siempre estamos buscando la manera de optimizar nuestra cartera de inversiones para alcanzar mayores rendimientos.  

-¿Cómo influye la volatilidad del dólar en todo esto? 
-Es evidente que la empresa no ha sido ajena a las fluctuaciones del tipo de cambio. Cuando anunciamos el plan de inversiones por u$s5.000 millones el dólar se encontraba alrededor de los 20 pesos, menos de la mitad del valor actual. Una porción importante de las inversiones que la empresa lleva a cabo están dolarizadas, mientras que la mayoría de los ingresos que se generan son en pesos. Esto nos ha llevado a extender el plazo original de tres años de nuestro plan, pero manteniendo el monto original del mismo. Es bueno resaltar que no hay grandes montos a invertir comprometidos, y que las inversiones son de característica modular, lo que nos permite mayor flexibilidad a la hora de ajustar nuestras necesidades de inversión.

-¿De qué manera se protegen de las fluctuaciones del dólar?

-A la hora de protegerse ante dichas fluctuaciones del tipo de cambio, la empresa cuenta con los ingresos generados por sus operaciones del exterior, principalmente, en Uruguay y Paraguay, además de un importante número de inmuebles que están denominados en dólares y brindan una cobertura desde del lado económico.

-¿Qué análisis hace del momento actual del país?
-En términos macroeconómicos, en los primeros meses de 2019 continuó la tendencia a la desaceleración en el crecimiento económico del país, que comenzó a mediados de 2018. Las principales variables que inciden en esta situación se asocian al aumento sostenido en los niveles de inflación, las altas tasas de interés y la depreciación del peso que viene afectando a la economía argentina en los últimos meses. Los resultados económico-financieros de Telecom –así como de otras empresas que operan en el país- no fueron ajenos al impacto de las diferencias de cambio, en especial para una empresa que debe invertir de manera intensiva en infraestructura, con insumos dolarizados, pero que opera en el mercado local en pesos.

Aún cuando la compañía continúa ratificando su compromiso de largo plazo con el país, y ha ratificado sus inversiones para el despliegue de infraestructura e integración de sistemas, la coyuntura económica obliga a focalizar fuertemente la gestión para conseguir eficientizar y maximizar los ingresos.-