Futuros mixtos; cae la exportación de China: 5 claves en Wall Street

Futuros mixtos; cae la exportación de China: 5 claves en Wall Street

Por otra parte, las exportaciones de China se contrajeron en agosto en una señal de la creciente presión ejercida sobre el sector manufacturero de la segunda economía del mundo, mientras que el informe que afirma que Beijing está prohibiendo a los funcionarios del Gobierno el uso de iPhones en el trabajo ha lastrado las acciones de Apple (NASDAQ:AAPL). Aquí tenemos las cinco cuestiones principales de las que hay que estar pendientes este jueves, 7 de septiembre, en los mercados financieros.

1. Futuros mixtos tras la caída del miércoles

Los futuros de las acciones de Estados Unidos apuntan a una apertura mixta este jueves después de que los datos del sector servicios de Estados Unidos, más fuertes de lo esperado, impulsaran el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense y lastraran las acciones en la jornada anterior.

A las 11:40 horas (CET), el contrato de futuros del Dow se apunta un alza de 41 puntos o un 0,1%, los futuros del S&P 500 bajan 9 puntos o un 0,2% y los futuros del Nasdaq 100 87 puntos o un 0,6%.

Los datos mensuales del Instituto de Gestión de Suministros (ISM) mostraron el miércoles que la actividad del sector servicios estadounidense —que representa más de dos tercios de la economía estadounidense— se aceleró inesperadamente en agosto, alcanzando máximos de seis meses. Los costes de los insumos pagados por estas empresas también ha aumentado.

Las cifras sugieren que la demanda de los consumidores está resistiendo el reciente repunte de los tipos de interés, resistencia que, según los analistas de ING (AS:INGA), podría estar relacionada con un verano de conciertos y películas populares. Tras la publicación de las cifras, el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a dos y diez años ha subido, mientras que los tres principales índices de Wall Street han descendido.

2. La encuesta de la Fed apunta a un crecimiento económico modesto

Los datos del sector servicios alimentan algunas las expectativas de que la Reserva Federal podría optar por subir los tipos de interés a finales de este año para apagar los tercos rescoldos finales de la oleada de subidas de precios del año pasado.

Según el Barómetro de Seguimiento de los Tipos de la Fed de Investing.com, la probabilidad de que el banco central estadounidense decida subir los tipos en su reunión de noviembre se sitúa asciende ahora a un 43,6%, frente al 39,3% de ayer.

Sin embargo, los inversores siguen confiando en que la Reserva Federal mantendrá el coste de los préstamos entre el 5,25% y el 5,50% durante el resto de 2023. Estas previsiones se vieron respaldadas por la encuesta de la Fed del miércoles, que apuntaba a un crecimiento modesto y un enfriamiento de la inflación de la mayor economía del mundo en julio y agosto.

El resumen del llamado «Libro Beige» reforzó las expectativas de que, incluso teniendo en cuenta la expansión del sector servicios, los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal habían terminado o estaban dando por concluida su prolongada campaña de ajustes.

El jueves, en una conferencia sobre tecnología financiera en la que intervendrán varios funcionarios de la Reserva Federal, se darán más indicios sobre el futuro rumbo de los tipos de interés.

3. Cae el petróleo tras los débiles datos comerciales de China

Los precios del petróleo caen este jueves, apartándose de los máximos de 10 meses, ya que los nuevos indicios de ralentización del crecimiento de China eclipsaron otro descenso de las reservas de Estados Unidos que apuntaba a una reducción del suministro.

Las débiles cifras comerciales de China se consideran una señal de que el mayor importador de crudo del mundo corre el riesgo de incumplir el objetivo de crecimiento anual de Pekín fijado en torno al 5% (véase más abajo).

Mientras tanto, los datos publicados el miércoles por el Instituto Americano del Petróleo mostraron que las reservas de crudo de Estados Unidos han caído por cuarta semana consecutiva, descendiendo 5,5 millones de barriles durante la semana que concluía el pasado 1 de septiembre. Esta lectura por lo general actúa como un precursor de los datos de reservas de la Administración de Información Energética, que se publicará en el transcurso de esta jornada.

A las 11:40 horas (CET), los futuros del crudo de Estados Unidos descienden un 0,8% hasta 86,83 dólares por barril, mientras que el contrato de Brent se deja un 0,8% hasta 89,92 dólares por barril.

4. Descenso de las exportaciones chinas

Las exportaciones de China descendieron en un 8,8% anual en agosto, mientras que las importaciones se contrajeron un 7,3%, en una nueva señal de la importante presión que sufre el crucial sector manufacturero del país.

Aunque las cifras comerciales del jueves superaron las expectativas, siguen indicando que es posible que los responsables de la política monetaria tengan que hacer algo más para contribuir a apuntalar la vacilante recuperación pospandemia de China.

Además del estancamiento de las exportaciones, la economía china se ha visto lastrada por una crisis de liquidez en el sector inmobiliario. Las autoridades de Pekín han puesto en marcha una serie de medidas menores destinadas a apuntalar el crecimiento, pero aún no han lanzado un programa de estímulo a gran escala.

Pero los problemas no se limitan a Asia. La producción industrial de Alemania cayó en julio más de lo previsto, exacerbando la preocupación en torno a que la mayor economía de la eurozona y principal motor del crecimiento regional pueda estar a punto de caer de nuevo en recesión.

5. China prohíbe a los funcionarios del Gobierno utilizar iPhone en el trabajo – Wall Street Journal

Las acciones de Apple bajaron algo menos de un 3,6% el miércoles después de que el Wall Street Journal informara de que China ha prohibido a los funcionarios del Gobierno utilizar el popular iPhone del gigante tecnológico y otros dispositivos de marca extranjera para trabajar.

Citando fuentes anónimas familiarizadas con la cuestión, el periódico dijo que la orden, que también prohíbe a los funcionarios llevar estos smartphones a la oficina, se había dictado en las últimas semanas. El Wall Street Journal no aclaró de inmediato el alcance de la distribución de estas órdenes.

Al parecer, los traders se han tomado el informe como un posible indicio de que China podría estar dispuesta a reducir su dependencia de las empresas estadounidenses en su intento de impulsar a los actores nacionales. Esto podría suponer un duro golpe para el negocio de Apple en China, que genera casi una quinta parte de los ingresos totales de la empresa.

Fuente: Investing