Fuerte baja de -35% para el Santander, Argentina y Brexit entre las causas

El beneficio atribuido en los nueve primeros meses del año del Banco Santander se situó en 3.732 millones, lo que representa una caída del 35% frente a los 5.742 millones del mismo periodo de 2018.

En el tercer trimestre, el beneficio atribuido a la sociedad dominante ha sido de 501 millones de dólares frente a los 1.391 millones (-64%).

La entidad explicó que los resultados se vieron afectados por el deterioro del fondo de comercio de Reino Unido anunciado en septiembre, que asciende a 1.491 millones de euros. Además, estas cuentas sufrieron también el impacto de los costos de reestructuración en España dentro del plan de integración de las redes comerciales de Banco Popular por importe neto de 600 millones de euros, materializados en el segundo trimestre. En el periodo se han contabilizado también cargos netos en Reino Unido por 287 millones de euros. De ellos, 104 millones por costes de reestructuración relacionados con el plan de optimización (66 millones en el primer trimestre, 26 millones en el segundo y 12 millones en el tercero) y 183 millones por provisiones para reclamaciones relacionadas con el seguro de protección de pagos -PPI- (80 millones en el segundo trimestre y 103 millones en el tercero).

Además, se contabilizan en el periodo unas minusvalías de 180 millones por la venta de una cartera de activos inmobiliarios realizada en el primer trimestre. Adicionalmente, también se han contabilizado costos de reestructuración por 20 millones de euros por el proceso de integración de Polonia (12 millones en el primer trimestre y ocho millones en el tercero).

También, el banco cita la venta del 51% de su participación en la sociedad Prisma Medios de Pago y revalorización del 49% restante, generándose una plusvalía de 130 millones (150 millones de plusvalía en el primer trimestre y ajuste de -20 millones en el tercero por la depreciación del peso argentino).

Además, a la hora de comparar con los primeros nueve meses de 2018, hay que tener presente que entonces se contabilizaron resultados positivos por la integración de Portugal (20 millones) en el segundo trimestre. Asimismo, hubo costes de reestructuración (280 millones de euros en España y 40 millones de euros en el Centro Corporativo, ambos relacionados con la integración de Popular, contabilizados en el segundo trimestre).

Excluyendo estos resultados de las distintas líneas de la cuenta donde se contabilizan, e incorporándolos de forma separada en la línea de neto de plusvalías y saneamientos, el beneficio ordinario atribuido a la dominante asciende a 6.180 millones de euros en los primeros nueve meses de 2019, un 2% más que en el mismo periodo del 2018.

Por mercados, ocho de los diez principales aumentan en su moneda, haciéndolo a doble dígito Brasil, México, Estados Unidos, Portugal y Argentina. Únicamente disminuye Reino Unido, principalmente por la presión competitiva en los ingresos.

Como resultado, el RoTE ordinario del grupo se sitúa en el 11,9%, el RoRWA ordinario es del 1,63% y el beneficio ordinario atribuido por acción de 0,352 euros (0,349 euros en los nueve primeros meses de 2018).

Bolsamanía