Francos de Wilobank: “Con estas tasas de inflación e interés es imposible lograr la recuperación económica”

Francos de Wilobank: “Con estas tasas de inflación e interés es imposible lograr la recuperación económica”

Wilobank es el primer banco únicamente digital de la Argentina, que se presentó el año pasado y ostenta unos 35 mil clientes. Hoy Francos es presidente de Wilobank y dialogó con BANK MAGAZINE sobre su presente.

Por Mariano Jaimovich

La idea fue impulsada por el multifacético empresario Eduardo Eurnekian, e implementada por Guillermo Francos, el ex presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires,  que ocupó dicho cargo entre 2007 y 2011.

-En base a constituirse como un formato novedoso dentro del negocio bancario argentino, ¿qué perspectivas y novedades tienen para este año?
– Esperamos llegar a fin de este año a 100 mil clientes. Al mismo tiempo, tenemos la expectativa de ofrecer nuevos productos que activen al público en general a querer hacerse cliente de nuestro Banco. Por ejemplo, en unos días estaremos saliendo al mercado con una tarjeta de débito para menores de edad, de 8 a 18 años, y con una tarjeta de crédito de bajo limite, recargable que va a abarcar a un gran porcentaje de personas que hoy no cuenta con historial crediticio necesario para calificar en la banca tradicional.

-Al ser sólo un espacio digital, ¿qué diferencias operativas tienen con el resto de los bancos?
-Wilobank se diferencia esencialmente del resto del sector por su naturaleza de banco 100% digital. En primer lugar, ya los clientes no necesitan concurrir a ninguna sucursal bancaria para hacerse cliente. Lo hace a través de una aplicación que baja desde su teléfono celular. Por otro lado, la sencillez de su funcionamiento y la rapidez con que se realizan las distintas transacciones forman parte de las ventajas que importan a la hora de la elección por parte del público.

-¿Cuál es su análisis del momento actual del país con tasas altas y dólar volátil?
-Estamos en un momento muy complejo, con inflación y recesión. Y sin duda, salir de este proceso recesivo con este nivel de tasas de interés es muy difícil. La inflación se la combate con la reducción del déficit fiscal y, al mismo tiempo, con el control del tipo de cambio. Un dólar desbocado sumado y una suba abrupta de las tarifas, empuja un alza de los precios. De esta manera, con estas altas tasas de inflación y de interés es imposible lograr una recuperación de la economía.  

-¿Cómo les inciden todos estos factores a su negocio en pleno año electoral?
-Este año nos encuentra en un proceso de lanzamiento. Es un momento en que disponemos de capital que nos permite avanzar para lograr un proceso de desarrollo y crecimiento para poder llegar a un equilibrio. Pero para lograr este objetivo también es necesario un contexto económico más amigable y con mayor estabilidad. Nosotros tenemos buenas expectativas siempre y cuando este proceso de crisis no se prolongue. Si es así, las dificultades atentan con cualquier tipo de negocio.-